jueves, 22 de septiembre de 2011

Crónica de una alumna

En estos duros días de #huelgaverde, de protesta, de manifestación y, cómo no, de tristeza por los continuos insultos y ataques que estamos recibiendo quienes amamos la enseñanza pública, también estamos fortaleciendo una alianza esencial para que la educación triunfe: la establecida entre padres, profesores y alumnos, cada día más fuerte y cohesionada -paradójicamente- gracias a la brutalidad -y la ceguera- de quienes deberían saber escucharnos.

Y en este proceso, complejo y lleno de momentos realmente ingratos, resulta hermoso poder enorgullecerse de nuestros alumnos -y de nuestro trabajo-, comprobar su implicación en esta lucha y, sobre todo, ver cómo la escuela pública forma justo lo que más temen los poderes que aman el oscurantismo: ciudadanos críticos, futuros adultos capaces de pelear con autonomía por su futuro y que se niegan a ser aborregados y hacinados en aulas en condiciones indignas.

Por eso, cuando recibí ayer este e-mail de una alumna de un instituto de Getafe -a la que nunca he dado clase y que contactó conmigo a través de este mismo blog- me emocionó tanto leer lo que en él me contaba. Porque sus palabras son la crónica en primera persona de las verdaderas víctimas de estos recortes: los alumnos, víctimas del robo de esos millones de euros que se nos quitan a la pública y se regalan (no dejen de ver este esclarecedor ejemplo si tienen dudas) a la escuela privada.

Así que hoy, como homenaje a todos los alumnos de la pública, a todos los chicos y chicas que han llenado e inundado Madrid con sus pancartas creativas, con su entusiasmo por el futuro, con su fuerza crítica y con sus camisetas verdes, publico íntegro el texto de esa carta. El relato de una alumna de 1º de Bachillerato que resume, línea por línea, la realidad que hoy aqueja a nuestras aulas. Esas de las que nuestros estudiantes son -y han de ser siempre- los verdaderos protagonistas.

CARTA ABIERTA DE UNA ALUMNA DE 1º BACHILLERATO

Estos días han circulado por internet multitud de cartas abiertas de profesores tratando de explicar que no son dos horas, que no son ellos los más perjudicados. Que somos nosotros. Me indigna ver cómo todo su esfuerzo no sirve para nada en cuanto algún político deja caer frente a los medios que son unos vagos y que sus protestas se deben a esas dos horas que no dejan de mencionar. Nos manipulan como quieren, sus medias verdades aparecen en las primeras planas de sus periódicos mientras los hechos, las cifras objetivas, quedan sepultadas bajo sus artimañas electorales.

Así que me gustaría compartir mi versión como alumna de secundaria de la escuela pública. No creo en partidos políticos ni me importa a quién le bajen el sueldo o le suban dos horas, me importa mi futuro y el de mi generación.

Hace una semana que comencé 1º de Bachillerato en un instituto de Getafe. No es una mala zona, no hay mucha pobreza y sé que debo considerarme afortunada. No puedo imaginar cómo está la situación en otros institutos de zonas más pobres aquí mismo, en Getafe. No sé si creerme las cosas que me cuentan sobre más de 40 alumnos hacinados en aulas sin material, con profesores más preocupados por salir vivos del aula que por conseguir un buen nivel.

En el mío somos 30, 37 y 33 alumnos de 1º de Bachillerato en las 3 clases. Pensábamos que habría 4 clases, porque hay cuatro opciones de Bachillerato, pero las letras puras (Griego y Latín) han sido desterradas. La profesora de Latín nos decía que estaban protegidas por ley, así que no entiendo cómo ella, junto con mis compañeros que querían estudiarlas, se han tenido que marchar del instituto.

Esta semana no hemos dado prácticamente clases útiles, mi instituto está sumido en el caos. Hemos cambiado de tutor un par de veces por los desajustes en los horarios. Al no haber clase de tutoría no hemos podido elegir delegado, el que se encarga de cerrar el aula con llave durante los recreos, por lo que debemos llevar siempre encima la mochila para evitar los robos. No hay profesores de guardia para vigilar a los alumnos que están solos cuando algún profesor falta, ni siquiera a los más pequeños, recién llegados a secundaria. Los horarios son provisionales, cualquier nuevo cambio ordenado desde la Administración trastoca las clases de todos y exige rehacer toda la organización.

Tengo tres profesores, de lengua, mates e inglés, que en realidad son "medios" profesores. Trabajarán media jornada en mi instituto y la otra media en otro, aunque el descontrol es tal que todavía no han mandado ninguno desde la Administración. Mientras tanto estamos parados durante estas tres horas, o a veces nos juntan en el aula grande a los tres bachilleratos (los 100 alumnos) con un solo profesor para que no perdamos el tiempo. Ni siquiera sabemos en qué grupo de matemáticas estaremos porque los profesores no pueden ponerse de acuerdo en qué sistema usar para dividir los grupos hasta que llegue el que falta. ¿Que tenemos peor nivel que la privada? ¿Acaso creen que en la privada se pierden tantas horas de clase por temas así, que tienen el mismo material, la misma treintena de alumnos por clase?

Los 'desdobles' de las únicas dos optativas que el instituto ha podido ofertar tienen, de nuevo, 30 alumnos por desdoble, incluida Ampliación de inglés oral. ¿Qué tal creen ustedes que funciona una clase de inglés oral con 30 alumnos? Tenemos oportunidad de hablar 1 minuto y medio cada alumno.

Me indignan las mentiras descaradas de Aguirre. Sí que ha habido recortes, lo notamos todos los alumnos, la precariedad y el descontrol generado por la falta de profesores. Todos están dando más de lo que pueden y aun así no es suficiente, no dan abasto con tanto por hacer en pleno inicio de curso escolar y tan pocos recursos.

Mis profesores no trabajan 20 horas. Nos dan 20 horas de clase y luego nos vigilan en el recreo, dan clases de apoyo, se encargan de cubrir las faltas de otros profesores, preparan las clases siguientes. Responden las dudas después de la hora de salida, se quedan ayudando a los alumnos que van peor en sus horas libres. Nos llevan a excursiones, a campeonatos de matemáticas, a concursos de poesía. Llegan los lunes a primera hora con ojeras de haberse quedado de madrugada corrigiendo. Les he visto en la manifestación hoy mismo, junto a sus alumnos, luchando por nuestro futuro. A pesar de todo el caos, las horas perdidas, la falta de material, ellos siguen siempre al pie del cañón, con su pizarra vieja y sus tizas (no todos tenemos la suerte de tener las pizarras digitales de la privada).

Estoy orgullosa de mi instituto y de mis profesores, que me han enseñado a no rendirme y a luchar por mi futuro. Gracias a la escuela pública este año pude optar al Bachillerato de Excelencia en el San Mateo (quedé entre los 50 mejores del examen para el premio extraordinario de la ESO, aunque por supuesto no gané: nadie de la zona sur ganó), pero he decidido seguir en mi instituto público sin presupuesto, que es el que ha hecho que quedase entre esos 50 mejores.

Así que no me voy a callar mientras nos arrebatan la educación pública y nos condenan a una sociedad de clases sin posibilidad de ascender. Si los ricos son los únicos con acceso a educación, los pobres siempre seguirán siendo pobres, eso aprendemos en clase de historia. Tal vez unos cuantos políticos deberían dejarse de propaganda y trapicheos y volver a la escuela a estudiar el Antiguo Régimen, las revoluciones y el movimiento obrero, antes de repetir los mismos errores del pasado.

M. L. G.

Una alumna del IES José Hierro

147 comentarios:

Anabel Botella dijo...

Muy buena entrada. La educación es un pilar básico en la formación de nuestros hijos.

Don't forget my Gucci dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Don't forget my Gucci dijo...

Y lo que es todavía peor: ocurre en, yo diría, todos los institutos públicos de España.
Yo soy de Castilla y León (León, concretamente)
También empecé este año 1º de Bachillerato, y estamos prácticamente en las mismas condiciones que se narran en esa carta.
Hay dos clases de ciencias puras, en la mía somos 34 y en la otra 35. El resto de clases están prácticamente igual, y cuando empecemos con inglés oral, pues ya me dirás... Yo me he tenido que apuntar a la EOI para practicar el oral (bueno, y para aprender algo más de inglés, porque con tantos alumnos en clase, el profesor no da abasto)
En ESO también se ha incrementado el número de alumnos respecto al curso pasado.
Y en mi curso, mucha gente ha tenido que cambiar de optativa porque no había suficientes profesores para impartirlas.
Tampoco tenemos clase de tutoría y por supuesto, no hemos podido elegir un delegado.
Se han cambiado horarios de clase, y no hemos podido empezar a dar CMC porque no se han repartido las aulas que corresponden a cada grupo.

Juliiiii dijo...

Un aplauso para M. L. G. y otro para ti por dejar que su voz y su queja nos llegue.

Mañana la imprimo y la pego en la sala de profesores, a ver si los que sí han dado clase hoy ven quiénes son los perjudicados y si merece la pena luchar por ellos (y por nuestra sociedad) se dan por enterados y no cejan en defender nuestras reivindicaciones.

Un saludo y muchas gracias a los dos.

Anónimo dijo...

Mil gracias a ambos, ahorita mismo lo comparto en FACEBOOK y envío un correo electrónico a mis amigos de fuera de la Comunidad de Madrid, para que esto se difunda.
Besos para Fernando y para M.L.G.
Marta del Río

Anónimo dijo...

Mil felicidades a una alumna tan sensible y mejor persona. Nosotros sabemos que la mayoría sois así. Gracias. Un profe

Marisa Peña dijo...

Yo también comparto esta entrada en facebook.gracias compañero por tu blog y por esta carta que nos da ánimos para seguir en la lucha.

soy amarillo y azul dijo...

Gracias a M. L. G. por dar tan claramente su visión de lo que está sucediendo, y a ti, Fernando por hacérnosla llegar.
Un saludo.

Pepe dijo...

Soy un maestro del barrio. Personas como esta alumna son las que nos hacen sentir jóvenes y que nuestra pelea de toda una vida no haya sido en vano. Muchas gracias.

Pepe.

Angel Rollón dijo...

Creo que con personas como M.L.G. todavía nos quedan esperanzas (y no aguirres)

Compartido en Google+, Facebook y Twitter.

Anónimo dijo...

Buena carta, me alegra saber que no todo está perdido.
Hay una cosa que ha comentado al final de su misiva, que yo ya había comentado con algunos amigos en base a comentarios hechos hace tiempo, no se si verdaderos o no, por parte del candidato popular Mariano Rajoy con respecto a la educación.
Me alegra saber que no soy el único que piensa que todo esto se está dirigiendo a romper la sociedad, a volver a la Edad Media donde no tenías opciones ni oportunidades, una sociedad clasista. Una casta dirigente que lo único que pretende es que en la clase media y baja se conviertan en peones al servicio de la clase alta si ninguna opción de mejora.

Sinclair dijo...

Muy cierto, gracias M.L.G. ¿Has enviado la carta a algún periódico de tirada nacional?
Por mi parte intentaré darle la mayor difusión posible

Anónimo dijo...

Me parece una carta que refleja cómo los más afectados son los alumnos...Creo que refleja de una manera increíble los valores de la educación y sobre todo, la esperanza porque todo se solucione.
Yo estoy con la chica y quiero mandar mi apoyo a todos los profes y alumnos que nos vemos afectado por estos recortes (que según Aguirre no existen)
Un saludo y con tu permiso lo he distribuido para que todos lo puedan leer

Fernando Justicia dijo...

Hola tocayo:

Dale las gracias a M.L.G. porque se puede decir más alto, pero no más claro. Con ejemplos como el suyo la gente se irá dando cuenta de que "nuestra lucha" no es nuestra, es de todos y de todas.

Lo voy a menear por mi zona de influencia. Como siempre cuentas con todo mi apoyo, tú y todos los profes de Madrid.

Un abrazo y sigue en la brecha. Nos vamos leyendo.

Anónimo dijo...

La piel de gallina y los ojos vidriosos... Digan lo que digan, los jóvenes tienen mucho que decir, y además, lo dicen muy bien.

Anónimo dijo...

Viendo la unión que veo y leyendo esto que leo, hay futuro pese a quien le pese.

Wolf Girl dijo...

Muchas gracias por compartir esta entrada con todos nosotros y sobretodo por hacernos llegar las palabras de M.L.G. (que son MUY ciertas).
De nada sirve decir 'ojalá se arregle todo' si luego no hacemos nada por hacer que eso ocurra. Ahora toca levantarse, moverse y poner el grito en el cielo si hace falta para que se enteren de que NO estamos de acuerdo con lo que se está haciendo. Si España es uno de los países que peor sistema educativo tiene, esto no va a ayudar para nada a que eso cambie.

Un saludo!

Paco dijo...

Yo no me creo que sea la carta de una alumna. La verdad, no lo creo

BLOG_AJR dijo...

Una carta estupenda que demuestra que esta alumna es excelente en todos los sentidos no solo en el que se demuestra en los exámenes.

Anónimo dijo...

Impresionante, esta chica es algo más que "excelente". Comparto y fotocopio.

Javier dijo...

Muy bien dicho. Lo pongo en mi blog

Anónimo dijo...

Opino que los profesores titulares del colegio de mis hijos estan de acuerdo con lo que se ha hecho y lo explican muy clarito y sin dejar un apice de duda. No se disminuye la calidad de la enseñanza por el supuesto recorte.

Aparte, hace falta tener un cociente intelectual bastante afectado por la propaganda como para creerse que esa carta ha sido escrita por una alumna de 1º de bachillerato.

Hala y ahora me crucificais que es lo que suele pasar cuando alguien no piensa como vosotros y se atreve a decirlo.

Roberto dijo...

Pocas críticas. Quizás el texto y la argumentación es perfecta. Pero me niego a creer que las casualidades no existen. Y casualidad es que nuestro sistema público es ahora y no antes cuando se resiente. De la calidad de la enseñanza y de la preparación de sus docentes tampoco hablemos. Y que decir de la gestión de los centros educativos, pues nada que reseñar es perfecta, idónea, tenemos una cualificación en la enseñanza que duplica la media europea. Nuestra preparación excede un nivel que supera la excelencia. Nuestros alumnos son perfectos, educados y aplicados hasta niveles extremos. Entonces para que realizar una autocrítica. Cerremos los ojos y hagamos críticas excentricas donde la docencía nunca esta incluida. Y no nos olvidemos de acomplejarnos ante la enseñanza privada.. ¡Ah, si!, no nos olvidemos de lanzar nuestras proclamas contra un partido de un signo determinado. Porque no olvidemos, viene el coco.

Fernando J. López dijo...

Para los dos últimos comentarios:

1. Querido anónimo (o anónima): en este blog no se crucifica a nadie, pero tampoco se insulta ni se afirma que quien opina diferente tiene -como tú afirmas con un notable mal estilo- "un cociente intelectual bastante afectado por la propaganda". Siento que no creas el origen de la carta -no me voy a molestar en contradecirte, para qué...-, pero eso no es más que desconocimiento de cómo son, de verdad, nuestros estudiantes de Bachillerato que, pese a tu escepticismo, te sorprenderían -en muchos casos- para bien. Y si he publicado este texto es, básicamente, porque proviene de una fuente totalmente fiable, pero -de nuevo- no aspiro a que lo creas. Si optas por descalificar es que, directamente, no esperas ningún tipo de diálogo.

En cuanto a lo que opinan los profesores de tu centro, tan satisfechos con la situación actual, solo puedo decirte que es contrario a lo que opinamos la mayoría de los docentes madrileños (docentes del PP, del PSOE, de IU, apolíticos...). Me alegro de que en su idílico centro no se note (algo que, lo siento, me permito poner en duda: quizá porque tu anonimia no es una carta excesivamente fiable), pero esa realidad utópica no es, en absoluto, la que vivimos los demás.

2. El último comentario, en el que se nos echa en cara la falta de autocrítica, atañe -supongo- solo a este último post. Si quieres, Roberto, puedes darte una vuelta por este blog y comprobar que esa autocrítica de la que hablas es uno de los puntos que he defendido desde su creación.

Y, desde luego, no comparto tu generalización catastrofista ni tu desprestigio de todo un colectivo -el docente- como no lo aceptaría de ninguna otra profesión. Por lo demás, no se hace aquí ningún ataque a la privada -no luchamos contra nadie: luchamos por algo-, tan solo se defiende la pública como opción a la que todo ciudadano debe poder optar -de ahí que no se pueda recortar en ella a cambio de favorecer, de nuevo, a los que más tienen- y que ha de ser no solo una posibilidad, sino la más válida y deseable.

Por supuesto que, para que eso sea posible, todos debemos trabajar y exigirnos, pero sin medios -los que nos han arrebatado en estos cursos-, es imposible que eso suceda.

Y no, nadie habla aquí de ningún coco, ni de infantilismos semejantes. Se denuncia, tan solo, lo que está sucediendo, venga de las siglas que venga. Algo que, supongo, no pueden ver quienes se empeñan en no querer acercarse a las aulas y escuchar a quienes vivimos -padres, profesores y alumnos- su realidad.

A día de hoy, sin embargo, esa sordera empieza a no importarme. Solo sé que, pase lo que pase con esta huelga, no pido con ella ni cobrar más ni trabajar menos horas, tan solo que mis alumnos tengan los profesores y los medios que necesitan. Estoy perdiendo dinero por un ideal -la educación pública- y no por unas condiciones laborales que, en mi caso (como en el de todos los funcionarios que tenemos plaza y trabajo asegurado) se mantendrán exactamente igual.

Por eso, supongo, porque tengo la conciencia tranquila y las ideas muy claras, este será el último comentario con el que conteste a aportaciones sin argumentación alguna o con descalificaciones más o menos vacuas. Quien quiera comprender y entender el problema, que lo haga: para eso, por cierto, están los textos de este blog. Y quien prefiera seguir distribuyendo su propaganda neoliberal y su inquina hacia la docencia, que se distraiga haciéndolo. A estas alturas, desde la cohesión lograda en una comunidad educativa donde no hay más siglas que la V del verde que hemos escogido como símbolo, no conseguirán empañar ni un ápice la energía -ni la ilusión- de nuestra marea -creciente, arrolladora- por la escuela pública.

Anónimo dijo...

Yo no voy a entrar en si la huelga esta está justificada o no, ni siquiera en la procedencia de la carta de la alumna (muy aplicada por cierto para estar en 1º de bachiller. Ya quisiera yo que mis hijas se expresaran tan bien y con unas ideas políticas tan claras), básicamente porque no me importa.

La calidad de la enseñanza en este país desde hace años ha caído considerablemente estamos muy por debajo de los países de nuestro entorno.

Y me hace gracia que solo ahora, cuando se toca el sueldo de los profesores, es cuando estos se quejan.

Estoy de acuerdo en que gran parte de la culpa de que la enseñanza en este País sea una soberana castaña la tienen los políticos. Pero los señores docentes ¿no tienen culpa de nada?

Quizá habría que haberse manifestado antes y por otros motivos y no ahora que, en primer lugar ya es tarde y en segundo sólo se hace por el dinero.

Carmen dijo...

¿Y yo que qué opino?
Pues opino que hay que dar la cara y no escudarse en el anonimato para criticar.

Por circunstancias de la vida, he estudiado y trabajado en centros privados y públicos, y en diferentes países. No en todas partes las cosas son iguales.

Lo que sí puedo asegurar es que un buen alumno lo es y lo será en cualquier centro, y uno que no quiere estudiar ni hacer nada, no hará nada, por más que sus padres se gasten miles de euros al mes en el colegio privado que consideren oportuno. Otra cosa es que "paguen" por su aprobado o le inflen las notas; pero al final esto se termina viendo, no queda "escondido" para siempre.

Los profesores y maestros de la educación pública son bien capaces de llevar adelante a sus alumnos aunque no sea más que con una pizarra y unas tizas, como decía una colega en momentos de falta de material. Si en la privada no pueden pasar sin un ordenador por alumno, o una ratio de diez u once alumnos máximo..., quizá habría que pensar si en realidad el problema no es otro...

En la pública se va a salir adelante, como se ha hecho siempre. Los recortes son injustos, pero en dónde hay buen "material" humano siempre se encuentran recursos. Si la privada no es capaz de ir adelante sin tantas "innovaciones", por algo será...

No conozco ningún centro privado o concertado que aconsejaría a nadie que me importase por encima de los centros públicos.

Del tema del Bachillerato de Excelencia, prefiero no hacer comentarios. Hay cosas que es mejor guardarlas para uno.

Soy profesora porque quise, porque me dio la gana; estudié la carrera que yo quería, podía haber hecho la que quisiera. Nadie me ha regalado nada; mi expediente académico no tiene puntos negros, notas infladas ni carencias. No me considero un "cerebrito"; he estudiado como se decía siempre "hincando los codos", sin apenas recursos, sin ayudas. Mi media en la universidad es de sobresaliente y no gracias a enchufes ni regalos. Tuve que trabajar para pagar mis libros y mis gastos. Pero no lloro por nada de eso, al contrario.

El que quiere estudiar y el que quiere trabajar lo hace, y a los maestros y profesores de la enseñanza pública no les faltan ganas de hacer las cosas bien. Y lo harán lo mejor que puedan: siempre.


Saludos.

Carmen.

Anónimo dijo...

Las cosas siguen parecidas a cuando yo estudié en el instituto, hace ya 20 años.

Sólo un consejo, no estudieis, no malgastéis ni vuestro tiempo ni vuestro dinero yendo a la Universidad.

No sirve de nada.

Tengo dos carreras, en los últimos años no he conseguido trabajar más que dos años en precario. 36 años y no llegaba a mileurista. En la facultad de económicas tuve hasta 3 matrículas de honor. Y que no venga ningún economista a contarme nada, yo mismo me valgo.

Anónimo dijo...

La educación en esta país es de chiste, por no mencionar a la bazofia de profesores apoltronados en su puestín.

El sistema educativo español machaca y humilla a los mejores alumnos, los atonta y aborrega.

España es un país ideal para ser torero o "furbolista", o para tirar una cabra desde el campanario de la iglesia.

Juliiiii dijo...

Sin duda, la educación en este país es un asco. Antes, en los buenos tiempos, cuando éramos un país como dios manda, incluso un imperio, vaya, y los maestros eran como tenían que ser seguramente, no como ahora, nuestro país daba Anónimos con lustre, que producían obras maestras como las del romancero o los cantares de gesta (¡incluso el del Cid!) o El Lazarillo de Tormes. En cambio, ahora, los Anónimos escriben lo que escriben, en la línea de la alta calidad que Esperanza Aguirre y Lucía Figar proponen para la sociedad.

Una pena, sí señor, la degradación de la educación. Y, sin duda, la culpa es de nosotros, los profesores de hoy en día tan vagos, que sólo piensan en fastidiar a sus alumnos con huelgas. Una pena.

Anónimo dijo...

Conozco bien el sector de la educación. Esta no es una huelga para favorecer a los alumnos, es para mantener los privilegios de los profesores. ¿Que me van a contar a mí, si en el colegio publico al que mandaba a mi hijo, los profesores mandaban a sus hijos al privado...igual que los politicos a los que se les llena la boca con su apoyo a la publica?

YoMismo dijo...

Me parece muy bien que se luche por el futuro de los alumnos pero esto es de ahora o viene de hace muchos años?. Yo fui uno de los últimos alumnos que estudio COU, allí en las clases eramos cerca de 40 alumnos y nadie se quejaba ni protestaba por nuestro futuro, ¿porque? Pues porque salíamos bien formados. Ahora desde que se implanto la LOGSE el nivel que tienen los alumnos es bajísimo, sean 20 o 40 alumnos en clase, pero por estas cosas no se protesta.

Aquí se protesta por la falta de dinero (estoy de acuerdo con ello) pero a mi entender eso da igual, ya que el nivel educativo en este país es ínfimo y eso se demuestra en todos los estudios que sacan año tras año. Por esto es lo que se debería protestar, que la educación termine de estar politizada y se haga una ley como dios manda para que los niños y chicos de este país tengan un futuro como dios manda.

Carlos dijo...

Agradezco de corazón el contenido de esta carta. Como mejor respuesta, aparte de mi agradecimiento sincero, sólo se me ocurre expresar mi firme compromiso por mejorar día a día en mi labor como educador. Sólo soy un profe de mates recién aterrizado en el apasionante mundo de la educación. ¡Cuánto me queda por aprender! Pero estoy dispuesto a ello, sin duda.

chema dijo...

Me permito recomendar el blog del ies de Alpedrete, donde puede verse debidamente desglosado el presupuesto de la Consejería de Educación de la Comunidad de MAdrid. Ahí se puede ver bien a las claras el despilfarro en ciertas partidas, que de suprimirse no sería necesario ni de lejos el supuesto ahorro de los 80 millones.

Anónimo dijo...

No entiendo que tiene que ver con la enseñanza el movimiento obrero ni las revoluciones. Si esta chica hubiese vivido en la China de antes ya llevaría un tiempo trabajando y fuera del sistema educativo.

En mi época, antes de la Logse, eramos unos 40 por clase, había menos profesores, menos medios, menor gasto por alumno pero mucho mejor rendimiento escolar.

Puede que tenga que ver el hecho de que en clase de historia nos enseñaban historia y no teorías trasnochadas de ricos y pobres.

De todas formas dudo mucho que esto esté escrito por una chica de 1º de ESO. Semejante lavado de cerebro es imposible en primaria.

Son solo 2 horas más y creo que no son el colectivo profesional más afectado por la crisis. Esto me huele a tema político.

Manuel Fernández dijo...

No me creo que sea una carta de una alumna, ademas nadie con esas siglas opto al examen de excelencia por ese centro.
En mi opinión no tenéis razón, en todas las profesiones hay recortes y vosotros mantenéis un discurso demagogo pues no os quejáis del deterioro de la educación sino de vuestra perdida de derechos, pues consideráis que estudiar durante uno o dos años una oposición os da derecho a trabajar menos y con más seguridad que el resto de mortales. y quizás os lo de.
Por otro lado no entiendo cual es esa realidad tan horrible que describe la carta, ¿40 alumnos por clase?, la mayoria que leemos esto nos hemos educado conesa cifra de compañeros, ¿que los profesores vigilan en recreos?, entiendo que dentro de su horario o acaso estos recreos son fuera del horario escolar, ¿falta de material? no se que se necesitara para aprender pero cuando yo estudiaba solo teníamos una pizarra y con suerte una o dos veces al año una televisión con vídeo(tengo 28 años no hablo de la época de los dinosaurios), así que la queja de no tener pizarras digitales me suena a broma, ¿no se da la posibilidad de coger latín y griego?, lo que no entiendo es como se sigue ofertando un programa tan desfasado e inútil para la vida real.
Aun que no coincido con vosotros os deseo suerte en vuestras reclamaciones y espero que no tengáis que enfrentaros nunca a la vida "real" donde trabajar 50 horas es normal, donde el material de oficina lo compras tu y donde te pueden echar hagas bien tu trabajo o no

FC. Profesor Universidad dijo...

Excelente perspectiva desde el alumando. Muy de acuerdo con MLG y hace bien en recordar a algunos que la Educación Pública es producto de luchas por la igualdad de oportunidades a lo largo de la historia.

Adolfo dijo...

En resumen, a unos no les importa otros no se lo creen y algunos más prefieren que las cosas se queden como están porque ellos también fueron a clases con 40 alumnos, pizarras del pleistoceno y profesores que les daban capones.

Si son padres, no entiendo como se pueden mirar al espejo por las mañanas sabiendo que no quieren para sus hijos algo mejor de lo que ellos tuvieron. Yo me pegaría un tiro.

Chema dijo...

Empieza a cansar tener que repetir por enésima vez hechos evidentes: que hace más de veinte años hubiera 40 alumnos por clase no es comparable con el presente y si alguien afirma eso, no sabe cómo se desarrolla una clase en un centro educativo, donde puede suceder que sea pero muy difícil dar lo que llamríamos una clase normal de cincuenta minutos; si en los ochenta te hubiera ocurrido algo parecido, no sólo expulsan al alumno, sino que luego te las tienes que ver con tus padres; eso para empezar.
En segundo lugar, no se trata de una alumna de 1º de la ESO, sino de 1º de Bachillerato, y no veo la dificultad de creer auténtica esa carta, por la sencilla razón de que he tenido varias alumnas en 4º de la ESO que escribían de manera extraordinaria, hasta el punto que ganaron algunos concursos literarios, tanto en poesía como en cuentos y hasta en novela. Pero, claro, esto es lo que ocurre cuando hay personas que hablan sin saber, que corren el riesgo de meter la pata.
Por otra parte, ¿cómo sabe Manuel Fernández que no hubo nadie con esas siglas optando al examne de excelencia en ese centro?
Y por último, ¿cómo habrá que explicar para que la gente lo entienda que la aspiración que todos tendríamos que tener es a unas condiciones laborales dignas? Yo también he trabajado más de 50 horas semanales, teniendo sólo el domingo para descansar, y precisamente porque pasé por ello es por lo que creo firmemente que habría que luchar por que todos cumplan horarios razonables remunerados justamente.

Manuel Fernández dijo...

solo un par de apuntes, lo se porque tengo acceso a esa información y segundo 20, 25, 30 0 40 horas me parece un horario razonable y que no es para quejarse

Anónimo dijo...

La educación, como la sanidad, es un derecho, no un negocio.

Toda la educación debería ser pública e igual para tod@s.

olav fernandez dijo...

Creo que la enseñanza es y ha sido una soberana patata en este mierda de país donde se moviliza la ciudadanía por una huelga en la liga de fútbol y no se permite que los profesores reclamen mejores medios.
Se hace mucho hincapié en que los profesores están protestando por sus sueldos y creo que no es tanto esto como la diferenciación preclara y desnivelada que hay entre el cuidado para con la enseñanza privada en contraposición y perjuicio para con la pública, que es la que debería ser de mejor calidad pues para todos.
Estoy de acuerdo que se debería protestar por muchas más cosas en la enseñanza, por de pronto por la calidad de los profesores que enseñan a los propios futuros profesores que son, en su mayoría, del pleistoceno y enseñan didácticas y materia de aquellos tiempos cuando el hacha de silex era indispensable. Y así evoluciona la educación como evoluciona, a paso de caracol. Y por ello se pueden ver tanto comentario retrogrado escrito por personas que han debido de ser alumnos preferidos de este tipo de educadores del cromagnión.
Y si la carta la ha escrito una alumna o su abuela, es lo de menos, plantea como es la situación y a quien le pique que se arrasque.

Pablo dijo...

Muchas gracias a esta alumna tan brillante. Le deseo lo mejor. Sus profesores deben de estar orgullosos. Lo estoy yo.

Gracias también a ti Fernando, por todo tu trabajo. Que te llamen vago es de risa. Seguro que esa gente no trabaja ni la mitad que tu.

Un saludo.

Anónimo dijo...

No es que algunos queramos que las cosas se queden como están sino que preferimos que en muchos aspectos sean como antes (no me refiero a los capones, yo no recibí ninguno). Con menos gasto en educación se conseguían resultados mucho mejores.

Me da un poco igual la pizarra donde escriba mi hija con tal de que tenga una buena base formativa que es en lo que los profesores deberían centrarse y no en el material. Nuestros hijos parece que hablan mucho de revolución y movimiento obrero y son los más materialistas del mundo.

Pretender a estas alturas que mi hija tenga una enseñanza mejor que la que yo tuve me parece más que ambicioso. Si fuese solo un poquito peor me miraría en el espejo con una gran sonrisa todas las mañanas.

Los profesores no pueden negar su parte de culpa por la situación actual, sin generalizar, llevan años viendo y participando en la degradación del nivel de exigencia al alumnado.

Parece que lo que de verdad les duele como para manifestarse es que les suban su jornada laboral menos de 30 minutos al día.

Creo que estas condiciones distan mucho de ser indignas en comparación con el resto de trabajadores. Están en su derecho a reclamar lo que quieran pero tal y como están las cosas es complicado que despierten alguna simpatía en el ciudadano de a pie con condiciones laborales bastante peores.

Anónimo dijo...

"No creo en partidos políticos ni me importa a quién le bajen el sueldo o le suban dos horas, me importa mi futuro y el de mi generación."

Un aplauso. Enhorabuena

Anónimo dijo...

A todos los que dicen que no se creen que esta carta la haya escrito una alumna de 1º de Bachillerato: debe ser que en vuestra educación no abundaron los libros ni los debates sobre política, religión, o cualquier otro tema medianamente cultural o transcendental.
Cuando yo estaba en el instituto escribía en la revista del centro, leía bastantes más libros que los que me mandaban en clase, discutía con mis compañeros sobre temas de actualidad (aunque también hablábamos de cosas triviales, por supuesto), participaba en las conversaciones de los adultos de mi familia y ya había conseguido varios premios de narrativa.
Esta chica asegura estar entre los primeros de su promoción y haber optado al bachillerato de excelencia. ¿No pensáis que tendrá suficiente cabeza como para escribir una carta sensata, con una opinión personal bien formada, y sin faltas de ortografía?

En cuanto al tema de la precariedad en la enseñanza pública, coincido con esta alumna en que la situación no puede seguir así. No pueden estar sin profesores de las asignaturas más difíciles y más importantes en su futuro inmediato (las tres son obligatorias en selectividad, o al menos lo eran cuando yo me examiné). Me parece indignante que un instituto no imparta los cuatro bachilleratos principales (han eliminado el de letras puras), las cuatro ramas que siempre han existido, al menos en todos los institutos que he conocido. Y más sabiendo que antes sí lo impartían, pero que tras estas medidas han tenido que despedir a los profesores y los alumnos que habían decidido optar por ese camino han tenido que decir adiós a sus compañeros y buscar otro centro (además es posible que lo hayan tenido que hacer con muy poco tiempo, desconozco el momento en el que se implantó la medida, pero da la sensación que no fue a finales del curso pasado sino justo después del verano).

Dicho todo esto, quiero decir que los profesores tienen mi simpatía y que entiendo su enfado. Además coincido con la alumna de la carta y con los comentarios que hablan de los favoritismos hacia la clase alta, pero estamos en un momento de crisis importante y es normal que haya recortes. No me parecen bien los despidos ni las medidas tomadas, pero como tampoco me parece bien que mi jefe nos haya bajado el sueldo a todos los de la plantilla, y aun así me he tenido que aguantar. Al menos vosotros tenéis la opción de la huelga, podéis intentar que os escuchen, pero ¿qué podemos hacer los demás?
En la empresa de mi novio están despidiendo a casi todo el mundo y él tampoco puede hacer nada. La situación es mala para todos. A mí me jode mucho que me hayan bajado el sueldo y me hayan quitado los pocos tickets restaurante que me daban, pero me doy con un canto en los dientes porque al menos tengo un trabajo para pagar el piso, del que por cierto me han subido el alquiler y tampoco puedo hacer nada.

Los profesores despedidos por culpa de esta medida tienen mi apoyo, y todavía no entiendo como Aguirre y Figar siguen pidiendo comprensión argumentando que esto lo hacen por la alta tasa de paro que hay en el país, cuando con este aumento de horas lectivas la principal consecuencia son los despidos de profesores interinos o sin plaza fija.
Laura

Anónimo dijo...

Yo estudié en un instituto publico. En clase eramos más de 30 alumnos por curso, todos los años. Los medios peores que los de hoy en día... ¡¡Y NO ERA PARA TANTO!!. Sin problemas acabé el instituto con muy buena nota, y en la universidad hice una ingeniería superior año por año... (empecé en el 96).

Creo que hoy nos quejamos mucho de vício... Lo que falta son ganas de estudiar!

Anónimo dijo...

Si esa carta la ha escrito una alumna de primero, yo soy Superman . Es un fake total . Estoy a favor del texto,pero que no intenten jugar mas con nosotros.
Lo que hay que hacer es demostrar lo que pasa. Coges a todas las tv (excepto telemadrid que no querrán ) y enseñad esto mismo. Tan difícil es llevar a antena3 o TELECINCO en Prime time y acercarse a diez colegios públicos a demostrar lo que pasa??? los periodistas lo estarán deseando!!!

ni prensa,ni internet,ni radio ... Coged cámaras y enseñad los 40 chavales por aula,los horarios incumplibles.. Y a guerrear!! a todas las tv . Y dejad las siglas de sindicatos fuera porque perjudican. Solo profesores y alumnos juntos .

Es muy fácil. Hacedlo

David dijo...

Sólo un breve comentario sobre el "supuesto" ejemplo de entrega del dinero público a la enseñanza privada. Lo que dice el anuncio del colegio que se enlaza es que el estado no te quitará 100 euros al mes de los que dedicas a la educación de tus hijos. ¿Habrá que recordar elsignificado de la palabra deducción? Es dejar de quitar. El estado sólo quita el dinero o no lo quita pero raramente lo da. En este caso no lo da, lo deja de quitar que no es lo mismo, en un matiz importante. Sería deseable que los profes de instituto, que son los que supuestamente enseñan los jóvenes cómo funciona el mundo, reflexionasen un poquito sobre al asunto del dinero y sobre cómo se puede ganar. Por resumir diré que hay dos maneras de ganarlo. O bien te ganas el favor de alguien para que voluntariamente y cambio de un servicio o bien te lo page, o bien lo optienes coactivamente via robo, engaño o impuestos ( no digo que las tres formas sean igual de ilegítimas digo que comparten el asunto de la coacción).
Ese vivir de la coacción tiene dos problemas, uno el de la legitimidad, aunque no os lo creáis hay gente que gana dinero legítimamente ofreciendo algo que los otros pagan voluntariamente. Quitárselo mediante el miedo a la cárcel siempre será considerado por algunos como inmoral y es dificil decirles que no tienen razones para pensar así. No voy a discutir ahora eso. El otro problema es que como se ha decidido que el asunto educativo debe pertenecer mayormente al ámbito de los impuestos no nos queda manera de averiguar cuánto estaría dispuesta la gente a pagar por él ¿Cómo sabéis vosotros que vivís de los impuestos cuánto vale realmente vuestro trabajo? ¿Cuánto dinero estaría la gente dispuesta a retirar de otras partidas para dedicarlo a la educación? No digo con esto que no haya profes que trabajen, seguramente la mayoría lo hace bien, ni siquiera digo que estéis bien o mal pagados, digo que no podéis saberlo porque no estáis en el mercado libre, aquel en el que uno tiene la posibilidad de dar o no parte de sus recursos, siempre limitados, a cambio de un bien o servicio.
Por último, ¿por qué la concertada cuyos profes tienen más horas que vosotros, tiene resultados similares, cuando no mejores, un vez que se controla la variable del nivel socioeconómico?
Cheque escolar ya, por favor. Sólo es pedir libertad y competencia. Por cierto, llevo a mis hijos a la enseñanza pública porque no puedo darme el lujo de pagar la educación dos veces (via impuestos (me lo quitan) y vía mercado (no me queda))
Un saludo y suerte con un trabajo que es díficil, no lo dudo.

Anónimo dijo...

Estudié en un colegio privado. Casada me fui a vivir a Francia, alli podia elegir entre publico, y privado, y mande a mis hijos al publico, ya se que no se puede comparar, aqui el publico funciona desde hace muchisimos tiempo, pero mi eleccion fué porque queria para mis hijos una educacion libre. Soy catolica pero la remligion la dejo en las parroquias, la enseñanza no tiene religion, solo una finalidad hacer de nustros hijos , hombres y mujeres capaces de pensar , de ser ciudadanos activos en el pais que residen, y sobre todo libres y sabios.
Es vergonzoso, y se que aqui en Francia tambien ocurre, que el dinero de nustros impuestos se vaya a perdidas, y que el futuro de un pais, basado en la inteligencia de nuestros jovenes, se destruya. Cada dia , gracias a alumnos como este, a profesores que luchan por sus alumnos, el pais no se convierte en una pandilla de borregos. Animo a todos los que estais en la enseñaza publica, os deseo mucho valor, y sobre todo que las ayudas financieras os lleguen pronto.

ftim dijo...

Caos en la enseñanza pública: niños sin profes... profes rulando de un colegio o instituto a otro. Y algo de lo que aún no se ha echo eco: las OPOSICIONES DE MAGISTERIO EN MADRID SON EN OCTUBRE/NOVIEMBRE: ¿sabéis lo que significa eso?... que los que saquen plaza tendrán que restituir a interinos ya colocados... a mitad de curso... total, MÁS LEÑA AL FUEGO y MÁS CONFUSIÓN para profesores y sobre todo alumnos...

Anónimo dijo...

"Pretender a estas alturas que mi hija tenga una enseñanza mejor que la que yo tuve me parece más que ambicioso. Si fuese solo un poquito peor me miraría en el espejo con una gran sonrisa todas las mañanas."

No sabes hasta qué punto compadezco a tu pobre hija por lo que le ha tocado.

Jose Bautista dijo...

Voy a opinar.
Nadie se ha parado a pensar, y señalo a los profesores porque viene al caso, que ahora es un tiempo de apretar los puños y aguantar. Aguantar es "hacer" dos horas mas lectivas, bajadas de sueldo, etc. Nadie se ha parado a pensar eso? Todo el mundo es tan egocentrico como para no pensar en su pais y si en su ombligo?.
Yo soy funcionario interino en una universidad. Cobro relativamente poco, y me bajaron el suelto 2,3% hace ya casi un año, me bajaron las pagas extras y la productividad a la mitad, y ahora nos dictan que nos van a quitar, repito, quitar, las pagas extras y productivad hasta ( y no se sabe bien ) 2013-2020. Asique imaginar la situacion de mi sueldo. Ni que decir tiene, la hipoteca a 40 años que sigo pagando,coche, etc.
Me podria quejar, podria poner el grito en el cielo, podria escribir cartas inmaculadamente escritas de la situacion. Pero no!! Me aprieto el cinturon, salgo menos de cañas, voy andando siempre que puedo,voy de compras cuando es necesario,etc. En definitiva lujos los justos.

Con esto quiero decir, que nadie se acuerda, y yo si cuando estudiaba, de como venia el profesor, se sentaba, abria el power point con fecha de diez años antes y se ponia a leer, y a repetir los mismos ejercicios. Nadie se acuerda de las bajas por depresion de infinidad de profesores, cuando perfectamente se sabia que queria tener una temporada en casa tranquila, o que justamente acababa de tener un bebe.
Nadie se acuerda, de las veces que tenias que esperar 3 meses a que te dieran una nota. Que corrigiendo 3 examenes al dia, 3!!!!! no pido milagros, 3!!!!, tenias corregidos 60 examenes en un mes. ( vease que he contado dias laborables para ellos lunes-viernes ).
Nadie se acuerda de dias que sin previo aviso el profesor no venian, porque estaban "malos". Y al dia siguiente lo ves por el patio y estaba como una rosa...
Nadie se acuerda de como entrabas a la sala de profesores, llena de humo de cigarros y olor cafe a las 12 de la mañana y hay media docena o mas de profesores de charreta cuando se supone que tienen que estar de tutorias o corrigiendo ( para no llevar trabajo a casa como se excusan ). Lo que pasa que ahora te paras a pensar y no te cuadran las cosas, antes lo que querias era aprobar y poco mas.

Con todo este parrafo quiero dar a entender que son tiempos dificiles, para todos, y que pienso que todos debemos ceder un poco. Todos viviamos muy bien antes...Apretemonos un poco ahora.


Gracias por vuestra atencion. Espero no se moleste nadie.

Anónimo dijo...

Tienes razón Juan. Tanto que voy a proponer a mis jefes (de la empresa privada) que me den unos pocos latigazos si con eso creen que la empresa saldrá mejor de la crisis. Todo sea por sus beneficios!

En fin... Nos hacen pis encima y decimos que llueve.

David dijo...

Después de leer esta carta, sólo espero una cosa: que en todos los institutos tengamos alumnos y alumnas como la autora de la misma, porque de esta forma seguro que no volveremos a tener "crisis" como la que nos rodea en estos momentos.
Un saludo

Anónimo dijo...

¨No sabes hasta qué punto compadezco a tu pobre hija por lo que le ha tocado.¨

A mi pobre hija le han tocado unos padres que le dan clases por las tardes en el poco tiempo que tienen porque comparando lo que ellos estudiaban a su edad, por ejemplo en matemáticas, se han dado cuenta de que con lo que está aprendiendo no va a llegar a nada.
Muy poco tiempo y solo algo de esfuerzo por su parte le bastan para sobresalir entre sus compañeros dado el bajo nivel de exigencia actual.

También le han tocado unos partidos políticos que han hecho auténticas atrocidades al sistema educativo español como es la LOGSE y muchos profesores (no todos) que han consentido sin rechistar o han participado directamente en ello, a los que creo que en ese momento no les importaba mucho el tema del rendimiento escolar y ahora veo que les preocupa más el dinero o su tiempo libre.

Te puede parecer lamentable pero si el nivel educativo actual fuese solo un poco inferior al de mi época (nací en el 74) me daría por satisfecho. Pero desgraciadamente para conseguir ese salto cualitativo hasta un nivel algo inferior al de mi época serían necesarias tales reformas educativas que aun en el caso de que se hicieran mi hija ya no le alcanzarían.

Al igual que ha dicho José Bautista yo tampoco recuerdo a mis profesores de instituto muy estresados y aún así conseguían mejores resultados con menos medios.

Javier dijo...

Me parece genial que hayan manifestaciones y se critique el nivel de enseñanza pública en la comunidad de madrid.

Os voy algo de mi estancia en un instituto público de la ciudad de Valencia.

Era un alumno normal, más bien, el único que hacía algo en clase. El instituto necesitaba tener dos policías en la puerta por alumnos que traían navajas u otras armas simuladas.

Los profesores no motivaban a la clase y por tanto no se avanzaba nada. En religión tuve la "suerte" de tener a una profesora algo desiquilibrada que solia decir a los alumnos: "Hija de puta, me lees la página 25 del libro?"

Todos los alumnos ven esto como normal y por tanto no lo denuncian, yo tuve la suerte de cambiar a uno privado porque en casa nos fueron mejor las cosas. Sin duda no habría pasado de la eso si me hubiera quedado allí, y ahora estoy en 1º de carrera.

Todo este panorama ha sido mientras gobernaban PP y PSOE, ninguno movió un dedo, ¿de quién es la culpa? pues será de Rita, al igual que en madrid la Aguirre. Pues bien, yo invito a denunciar estos casos a alumnos de cada comunidad autónoma, y ya veremos de quién es culpa.

Desde Baleares dijo...

Para Jose Bautista, a los profesores (como al resto de funcionarios y empleados públicos) se nos bajó el sueldo. Y en nuestro caso no fue un misero 2,3%. Fue un 7%. Y las pagas extras. Y tenemos la misma amenaza de no cobrarlas.

Además, nos han subido las ratios en todos los centros y reducido las plantillas, con los que más profesores estámos por encima de las 18 horas (en Baleares todavía no han aplicado el aumento pero ya nos han avisado que el curso que viene nos toca). Lo que suponen una manera extra de bajarnos el sueldo. Trabajo más por menos dinero.

Lo que parece que la gente no quiere entender es que un aumento de 2 horas lectivas implica una reducción de 4 horas de permanencia en el centro. Es decir de las dedicadas a guardias, guardias de patio, biblioteca, reuniones, atención a padres...

De ahí vienen los recortes. Dar dos horas más de clase son asumibles como medida temporal y estoy seguro que si se hubiera planteado el problema de forma coherente no estaríamos en esta situación. Pero como ciudadano y profesor, me da rabia ver como recortar en educación o sanidad o en derechos sociales cuando lo primero que hicieron nuestros políticos fue subirse los sueldos y nombrar asesores.

Que no vean que hay cosas en educación en las que si se podría recortar sin afectar (pasar la religión a optativa o eliminarla directamente, ahorrando así las horas de alternativa o estudio, por citar un solo ejemplo).

La educación de ahora no es como la de antes. Así que no compareis. La sociedad no es la misma. Muchos nos hemos encontrado con el típico gamberro o padre que se mofaba del profesor porque en la obra se ganaba más que aguantando a los niños.

Falta ayuda de los padres. Falta consenso político en los planes educativos. Sobra burocracia. Y, sobretodo, faltan medidas de control de calidad para poder despedir a los profesores que no cumplen (que como en todos los sitios, los hay, pero en la pública y en la privada, y en ninguno de los dos sitios los despiden).

Anónimo dijo...

Muy buena la carta. Soy profesor interino de secundaria en Madrid. Aquí os dejo otra breve reflexión sobre la situación actual. Un abrazo y ánimo a todos.

http://laligaendospatadas.blogspot.com/2011/09/la-educacion-en-dos-patadas-y-varios.html

Javier dijo...

¿Pero es que los políticos no se van a dar cuenta de que en la educación no se pueden hacer recortes? Es más, el gasto en educación tendría que ser uno de los mayores, gastar en educación no es más que invertir para el futuro. Sin este gasto llegamos a lo que tenemos ahora, un montón de jóvenes que no tienen siquiera el graduado en ESO y que no pueden pedir trabajo en ningún sitio porque no están cualificados.

Lupe dijo...

Muchas gracias por compartir esta carta que cuenta la verdad sobre lo que está sucediendo con la educación pública. Esperemos que hagan caso a los alumnos ya que no hacen caso a los profesores. Yo también la comparto en facebook y la mando por mail a todos mis contactos. Que siga la cadena y se sepa la verdad.

Paz dijo...

Esta carta recoge la opinión de muchos. Felicidades a esta alumna y todo nuestro coraje en la lucha por la enseñanza pública.

Anónimo dijo...

Que la alumna existe y es capaz de escribir así y mejor lo avalo yo, que he sido su profesora de Latín, desplazada fulminantemente en el mes de julio de ese instituto, en el que estaba destinada desde 1995. La carta la descubrí en un blog estos días.

crissetien dijo...

He ido toda mi vida a un colegio privado, no se si con suerte o no, pero fue la decisión que en su momento tomaron mis padres y la verdad, no se qué colegios privados conoce la chica que escribe la carta, pero en el mio eramos también más de 30 por clase, no teníamos clases orales de inglés, sólo las 3 horas a la semana que impone el ministerio, perdón 50 minutos, que con la ESO las clases de una hora eran demasiado largas y nos las acortaron. En esas tres horas teníamos que dar la gramática, el vocabulario y practicar el oral. las letras puras no existían, porque nunca había alumos suficientes. Nuestros profesores también cuidaban los descansos, sustituían a otros profesores y nos llevaban de excursión, y preparaban clases y corregían en lo ratos que les quedaban libres, que eran pocos puesto que nuestras clases duraban hasta las 5 (3 horas más que en los colegios públicos) ganan menos, porque como los colegios son privados el gobierno les da un "sueldo" significativo al mes, por lo que su sueldo lo pagan casi íntegramente los padres. Y yo me pregunto, ¿por qué tanto quejarse? que la enseñanza no tenga la calidad que debería se lo debemos al gobierno que instauró la logse, que no hizo más que empeorar la enseñanza, y eso que el anterior programa tenía déficits, pero este ya ni te cuento. Ahora se quejan de dar dos horas más de clase, que además les van a pagar. Yo trabajo 8 horas al día y si me tengo que quedar 10 ó 12 me quedo, y nadie me las paga. Los profesores en España son los que menos horas de clases dan al año en comparación con el resto de países, y ni siquiera se tiene en cuenta que por ley (está en la Constitución) deberían dar 21 horas de clase semanales!! No digo que no tengan que quejarse y que la situación es mala, pero es mala para todos y de algún sitio hay que recortar, y si durante un tiempo tienen que dar 2 horas de clase más a la semana, pues que las den, como hacemos todos los que tenemos un trabajo que no depende del Estado y del que nos pueden echar. Si hay que arrimar más el hombro y trabajar más, pues se hace, que de no trabajar ya tenemos demasiada gente muriendose de hambre. Y respecto al tema de la masificación en las aulas, está claro que hacen falta más colegios, pero en la situación en la que estamos hay que apechugar con lo que hay. Mis padres iban al colegio y eran 50 alumnos o más en clase, y aún así aprendían mucho más de lo que se aprende hoy en día. ¿De verdad es porque los profesores dan demasiadas horas? Ellos iban a clase de lunes a sábado y de 8 a 5 (a mi las cuentas no me salen...)

Luis Ed(Agramar) dijo...

Animo M.L.G Y gracias por mostrar la situación que hemos vivido y están viviendo los chicos y chicas,que un día levantaran el país...si les dejan apredner a hacerlo.

Anónimo dijo...

Mi opinión es clara: la juventud de hoy es la sociedad del mañana. No podemos negarles las herramientas para conseguir una formación de calidad. Y si un alumno "normal" ve mermada su educación, ni hablar de aquellos que tienen necesidades educativas específicas. De cara a la sociedad es penoso que solo resalte que somos un gremio con buen sueldo y muchas vacaciones. Me quito el sombrero ante alumnos que valoran nuestra labor y que saben que además de las horas lectivas, más del resto de horas hasta llegar a las 37,5 invertimos en poder ofrecerles la mejor educación.

Ineva dijo...

COMPARTIDO Y A DIFUNDIR¡¡¡¡¡¡¡

Impresionante, muy orgullosa de alumnas como esta (aunque no sea mía)

Anónimo dijo...

Estimado Crissetien:

Querido, la Constitución no desciende a regular el número de horas lectivas que debe impartir un profesor, por favor. Puedes comprobarlo leyendo su art. 27, y de paso también el 28, en el que se reconoce el derecho de huelga.

A ver si no hablamos de lo que no conocemos...

Lo de impartir hasta 21 horas lectivas, como máximo y EXCEPCIONALMENTE (en función de determinadas necesidades del departamento del centro), se establece, a nivel estatal, en una norma de rango reglamentario (un real decreto o una orden ministerial, ahora no lo recuerdo). No sé si la Comunidad de Madrid habrá regulado esta cuestión en una ley, pero me extrañaría.

Por cierto, "excepcional", según el diccionario de la RAE, significa lo siguiente:

"1. adj. Que constituye excepción de la regla común.

2. adj. Que se aparta de lo ordinario, o que ocurre rara vez."

¿Quien redactó las instrucciones para este curso habrá reparado en lo que significa la palabra excepcional...?


Un saludo, y espero que tus hijos (y los míos) no tengan que compartir clase nunca con otros 49 chicos.

Marta

Esteban Navarro dijo...

Fernando , esta carta , toda vez que el melodrama juega a nuestro favor en esta ocasión,y los medios tanto disfrutan con tal género, deberías difundirla directamente a los medios , una vez contrastada.Cualquiera de los gratuítos o hasta telecinco se pegarían por ella . O El País , ¿Porqué no?Sería un golpetazo de efecto ahora que la cosa parece crecer y callaría muchas voces demagógicas y desinformantes. Si no tienes tiempo o ganas o lo que sea , dame una orden, estoy muy liado , pero lo intento.;)

Anónimo dijo...

La lucha es todo caso es contra la administración publica y no contra la escuela privada/concertada que en vuestros comentarios sales bastante mal parada...que sepan todos que yo trabajo en una privada que no tiene pizarras digitales y que sin ser funcionario me han bajado el sueldo....

Manuel J. Vicente Montes dijo...

Marchando una de hipocresía: El cabecilla de la huelga contra Aguirre lleva a sus hijos a un colegio privado http://goo.gl/nhoZd

Y así todo, y fíjate que dudo de la veracidad de esta carta...

Marina dijo...

Muy buena entrada, muy acertada y agradecida la carta de tu alumna, como profesora, me he sentido orgullosa.
Como colofón dejo aquí un enlace a un vídeo cuanto menos insultante para el sostén de nuestra sociedad: la Educación.

http://www.youtube.com/watch?v=7wYN8-GBjtk&feature=share

Anónimo dijo...

Hola a todos.

No voy a poner en duda la veracidad de la autoría de esta carta, aunque nadie me podrá negar cierta orientación que se percibe al final de la misma. El sistema educativo, globalmente, es una castaña desde hace 20 años o más. Se ha rebajado constantemente el nivel de exigencia tanto a docentes (dedicados muchas veces a tareas que no les deberían incumbir), como a alumnos (más preocupados los políticos en la cantidad de aprobados que en el verdadero nivel de estos). La educación permanece anclada en los años 80, manteniendo asignaturas como el latín, la religión, etc. y configurando como marginales conocimientos necesarios hoy en día como informática, un 3er e incluso 4º idioma... la aplicación práctica de la vida real en la Educación lleva 30 años de retraso, y eso para muchos es muy cómodo. Quisiera que me explicara un docente de matemáticas en qué ha variado su temario en 20 años para tener que dedicarle tantísimas horas a preparar la misma asignatura año tras año... si muchos no se molestan ni en cambiar las preguntas de sus exámenes. No todos son así, lo sé, pero de estos hay muchos y los que no son así consienten, si no, no continuarían en este bucle aunque fuera por propia vergüenza. En el fondo tratan ustedes a la enseñanza pública como un cortijo de funcionarios en el que no puede entrar sin permiso nadie que ustedes no quieran. Lo mismo que ustedes le achacan a los políticos. A los que les conviene, claro.

Anónimo dijo...

Esto esta "cocinado" a ver cuando espabilamos

Anónimo dijo...

que mala es Esperanza Aguirre, menos mal que quedan socialistas con estudios que redactan estas "cartas abiertas" para abrirnos los ojos

PATRI dijo...

Da igual que hablemos de Institutos de Secundaria y Bachillerato, de Colegios de Infantil y Primaria (donde yo me encuentro), de Escuelas Infantiles o de Casas de Niños. Tenemos que defender lo público a capa y espada y hacernos oír. Sólo nosotros/as sabemos lo que hay dentro, cual es nuestro sentimiento y cuáles son nuestras razones de toda esta lucha. La gente que lo ve desde fuera, no siempre sabe ni quiere entendernos, pero nosotros sí podemos dar pasos para conseguir nuestro objetivo. No me tiré 6 años estudiando una oposición para nada. No me esforcé al máximo para sacar un 9.3 para nada. No voy al trabajo cada día con una sonrisa y ganas de hacer (aunque hay veces que cuesta) para nada. Quiero luchar y defender lo que me pertenece y así tenemos que seguir haciéndolo.
Yo estoy muy orgullosa de trabajar en la Enseñanza Pública.
Saludos para todos/as. PATRI

Francisco G. C. dijo...

Hola. Me parece asombrosa la falta de sentido crítico que percibo aquí, en general. Me he pasado muchas (muchas) horas corrigiendo textos escritos de mis alumnos, y si esto lo ha escrito tal cual una niña de secundaria, lo importante no es lo que dice, sino que lo diga así: esto es, que Balzac esté vivo y yendo a clase en un instituto de Getafe.
No digo yo que la carta sea falsa (el mundo está lleno de maravillas); lo que digo es que nosotros, los lectores de la carta, deberíamos ser más racionalmente críticos.

Saulo dijo...

Desde Canarias un fuerte abrazo solidario para los compañeros y compañeras docentes en lucha. Y una enhorabuena como una casa a M.L.G. por la carta (que debería llegar al despacho de "Desesperanza" Aguirre de la manera que fuere...).

Jose María Mercado dijo...

Estando absolutamente de acuerdo en el fondo de la reflexión en este texto, tengo que decir que esa carta no la ha escrito una alumna de 1º de bachillerato ni de lejos.
Y si lo ha hecho, entonces la educación en este país no ha empeorado en absoluto.

Anónimo dijo...

La situación descrita en la carta abierta de esta alumna se repite también en los institutos de Andalucía y aquí NADIE se manifiesta contra el presidente andaluz.

¿Por qué será?

Saludos.

Anónimo dijo...

Felicidades a esta alumna por haber escrito una carta tan clara y tan sensata. Me parece increíble que haya gente que ponga en duda su autenticidad. En los institutos hay gente que escribe así, por supuesto. No me parece nada raro.

Respetando todas las opiniones, estoy de acuerdo en que el cuerpo de secundaria hemos reaccionado tarde al deterioro de la enseñanza y que, en su día, se debió protestar más por los planes educativos y la rebaja del nivel de exigencia (en eso los docentes no tenemos culpa "directa" no fuimos nosotros quiénes hicimos la ley). también estoy de acuerdo en que ciertos compañeros viven muy bien haciendo lo mínimo.

Es cierto, igualmente, que somos privilegiados pero no tanto por las condiciones si no porque, en esta sociedad del trabajar para sobrevivir, estamos haciendo algo que nos apasiona. Qué difícil es ahora mismo que coincida la fuente de ingresos con lo que a uno le hace feliz. Cuánta gente hay infeliz en sus trabajos, desilusionada con lo que creían que era lo que les gustaba. La enseñanza, para quien cree en ella, nunca desilusiona. Cansa, es dura, pero es una fuente inmensa de satisfacciones y de felicidad. Poder tratar con adolescentes con todo lo que implica es duro, pero muy gratificante. Te hace tener los pies bien el suelo y cuestionarte permanentemente tu supuesta "madurez" descubriendo que a veces la madurez es sólo amargura y cinismo.

A lo que voy: no es una protesta por dinero (ya nos lo bajaron, lo asumimos, no apretamos el cinturón, lo entendimos aunque la crisis la hayan causado gente que no está en la enseñanza ni en el funcionariado), tampoco por horas (es ridículo recordar que eso es lo de menos). El problema es el proceso de privatización y deterioro que vive el estado de bienestar gracias a las políticas ultraliberales que sólo se interesan por la macroeconomía. En un comentario se hablaba de la lógica del mercado. El mercado es ilógico, duro y debe de ser regulado porque no todo el mundo es honesto, ni transparente, ni piensa en hacer el bien. La meritocracia real no existe. La gente no parte de la misma casilla de salida. Es todo mucho más complicado que la simple lógica mercantilista. Por eso es necesario garantizar todo lo público: en sanidad y en educación es imprescindible, es necesario.

Francisco G. C. dijo...

Pues mira, Anónimo que dices "Me parece increíble que haya gente que ponga en duda su autenticidad", te voy a explicar por qué yo la pongo en duda. El segundo párrafo de tu mensaje comienza con un gerundio impropio; a continuación viene una falta de concordancia entre el sujeto y el verbo ("el cuerpo... hemos"); justo después, "reaccionar al", cuando la preposición correcta es "reaccionar frente" o "ante"; en vez de "en eso no tenemos culpa" (pelín arcaico), mejor "de eso no tenemos culpa"; tras "directa" falta una pausa (una coma o un punto y coma); "quiénes" debería ir sin tilde; tras el punto, mayúscula en vez de minúscula.
El tercer parrafo: tras "privilegiados", falta punto y coma; "si no" debería ir junto, no separado; la coma tras "porque" sobra... Etcétera. No te ofendas, por favor: tu texto no está "mal" en absoluto; así es como escribe una persona normal, con estudios. Pongamos, un profesor de secundaria. No es que esté mal; pero sí resulta inelegante. En cambio, tu niña de 1.º es casi irreprochable. Quiero decir que escribe 100 veces mejor que un profesor corriente de secundaria. Y lo que es más, ella goza de algo que no es posible analizar en este pequeño espacio: la adecuación excelente entre la cadena lógica de razonamientos y su expresión sintáctica. La persona que ha escrito la carta dispone de un cerebro que organiza y dispone muy bien sus ideas, y, además, cuenta con una capacidad sintáctica que le permite llevarlas a lo escrito, cosa mucho más infrecuente.
Lo cual quiere decir que estamos frente a una escritora excepcional (felicidades, muchacha) o que alguien ha fingido la carta o que (lo más probable) algún adulto la ha corregido o sobreescrito. Digo yo, no sé.

Inés dijo...

He leído algunos comentarios que deploran la falta de opciones de bachillerato "útiles" en respuesta a la carta de la alumna que explica que en su instituto ya no ofertan Humanidades. Para todas las personas que piensan que el griego, el latín y los estudios literarios no sirven para nada les recomiendo este artículo:
http://www.publico.es/culturas/348928/un-mundo-de-gente-rentable

Anónimo dijo...

Hola. Me alegro mucho de que porfin los alumnos seamos escuchados y de que tenga una movilización tan grande esta entrada tan verdadera e importante.
Al igual que tú, este año estoy cursando primero de Bachillerato. Yo no creo ni a los profesores ni a los medios de comunicación, simplemente porque creo que los profesores lo están exagerando y no son capaces de hacer bien su trabajo ya que las listas de los libros este año, para no variar con los anteriores han estado muchos libros erróneos, pero a lo que íbamos.

En total en bachillerato de este año somos: unos 71 alumnos. En mi instituto solo se imparten dos bachilleratos ya que el de Letras puras, latin y griego, ha sido como tu dices: desterrado. A pesar de que había un´mínimo de 4 alumnos para cursarlo (has alegado que los alumnos tenían que estar registrados en junio, con lo cual los que aprobaron en septiembre y echaron la matrñicula en septiembre no contaron). Tengo amigos a los que no les han dejado echar la matrícula para que el número de alumnos no subiera para que fuese obligatorio hacer mas clases. Ahora se han matriculado y le han metido como a uno mas, eso si, sin dividir la clase. En el aula de ciencias son 34 alumnos, y este año estrenamos una optativa de laboratorio. Los que tuviesen que coger dibujo tecnico o ampliacion de ingles no van a poder ir al laboratorio ya que el desdoble que debiera a ver, no se va a realizar para permitir esto.
En mi clase, la de Sociales, somos 37 personas, después de leer tu entrada me siento hasta afortunada de no ser 40, pero habría que ver las clases. No tenemos desdoble para nada. Nos han dado un horario que nos volverán a dar el lunes cambiado debido a que gracias a la huelga hemos conseguido mendigar 4 profesores mas y hay reajustes. Y nada, eso es lo que hay, que a parte de que el director de la administracion es un incompetente, se estan haciendo las cosas muy mal este año desde ahi arriba.

Gracias, un saludo del IES Al-Satt.

Fernando J. López dijo...

Me alegra que quienes dudan de que una alumna pueda escribir así estén lejos de las aulas. En ellas necesitamos profesores capaces de creer en nuestros estudiantes, interesados en motivarles y en ver en ellos más allá de tópicos y prejuicios.

A mí, quizá porque me dejo la piel en mi trabajo (y lo hago porque me apasiona: no puedo evitarlo), no me sorprende en absoluto. He tenido alumnos tan brillantes como ella, adolescentes cuyos textos brillaban con luz propia y superaban, con creces, la ramplonería de los que escriben -y escribimos- muchos adultos.

Tampoco me voy a molestar en alimentar más este debate inane sobre la autoría de la carta. Solo apostillaré que M. L. G. existe, que recibí su correo de forma espontánea y que, aunque no la conozco de nada -salvo del intercambio de emails que ella misma inició-, basta hacer un simple rastreo en Google para comprobar que sus iniciales, su centro de estudios y los datos biógraficos que nos da en su carta son más que reales.

Por supuesto, quienes están empeñados en negar la evidencia, que no lo hagan. Para qué... Esta marea verde no tiene nada que ver con ellos, ni con su pesimismo, ni con su falta de fe en nuestros adolescentes, ni con su visión pobre y gris del futuro, ni con su canto neoliberal y, el suyo sí, partidista. Esta marea verde -que no tiene siglas, por mucho que se empeñen en adscribirnos a partidos a los que la mayoría de los que protestamos no pertenecemos- tiene que ver con quienes sí creemos en la educación, en las aulas, en el potencial -inmenso- de nuestros alumnos y en la necesidad de sacar de ellos -como diría Salinas- "su mejor yo".

Una fe que, por cierto, no está exenta de autocrítica (así fue como nació, hace ya más de un año, este blog: como un espacio para analizar y relatar el día a día de un profesor cualquiera) y, por eso mismo, porque en muchos de los artículos aquí publicados he sido -y soy- especialmente duro con mi gremio (buceen en ellos si quieren comprobarlo), también tengo derecho a ser igualmente exigente y crítico con quienes han de darnos los medios para que ese trabajo y esa implicación sea posible. Igual que he criticado el letargo docente, o la pasividad y la falta de implicación, o la necesidad de evaluar nuestro trabajo y nuestros resultados al igual que evaluamos el de los alumnos, también exijo que se valore a quienes lo intentamos hacer y que se den los instrumentos necesarios para que la calidad educativa no sea una eterna utopía, sino un objetivo próximo y factible.

Sigan -en su vano afán por confundir- hablando del supuesto esfuerzo de las dos horas. Pero, como he escrito aquí más de una vez, no pido -no pedimos- ni más salario ni menos horas. Pedimos profesores suficientes en todos los centros, tan simple como eso, porque el hecho de que yo dé este curso 21 horas lectivas sigue sin permitir que en mi centro haya desdobles de lengua, ni laboratorios de biología, ni apoyos de matemáticas o inglés, ni...

Cuando esta huelga acabe, y se consiga lo que se consiga con ella, no tendré ni menos horas ni más sueldo, pero sí espero que mis alumnos tengan un mejor nivel educativo y que los compañeros que han sido despedidos o que, pese a ser funcionarios, siguen en su casa esperando destino, recuperen sus trabajos en esos institutos donde, sin su presencia, es imposible cubrir todas las demandas de nuestros chicos.

Sparks dijo...

Cada aportación es un granito de arena más, y yo esto necesito decirlo.
Increíble lo que escribes, compañera. Tan duro y cruel como la realidad.
No sé si estarás leyendo los comentarios de este blog, pero me gustaría que te sintieras orgullosa de ti misma, idependientemente de aquellos que no saben o no quieren ver lo que tan claramente otros podemos ver con tus palabras.
Tu pequeño granito de arena es muy grande ;)

Anónimo dijo...

Hace 3 meses la educación estaba igual de mal y aquí no se manifestaba nadie.

Parece que los profesores solo hablan de los problemas de la educación cuando les ponen más horas o les bajan el sueldo y, más importante, cuando eso lo hace Esperanza Aguirre.

Unos 30.000 euros anuales o 36.000 en secundaria me parece que es un sueldo bastante digno. El mercado jamás pagaría semajante salario por un profesional de esas características habiendo tantos disponibles con una cualificación similar.

Profesionales con formación más exigente que la de magisterio y experiencia profesional demostrada más amplia ganan bastante menos. Una oposición, aunque sean duras, no debería ser suficiente para adquirir semejante estatus laboral.

Teniendo en cuenta la situación actual creo que buena parte de la sociedad estaría de acuerdo en bajar esos salarios todavía más. Y seguro que todavía se presentaría la misma cantidad de gente a las oposiciones.

Aunque esto os parezca que es muy duro es lo que sufre el resto de la población, condiciones laborales acordes a la situación económica, la oferta de trabajo y la propia valía profesional.

Creo en la enseñanza pública de calidad pero eso no tiene que ir asociado al salario de los profesores y el sector público debe incluir criterios de eficiencia si no queremos acabar como Grecia.

No se si lo habrá escrito de verdad una chica de 1º de bachillerato pero a muy temprana edad tiene unos prejuicios ideológicos sobre revolución obrera y lucha de clases que son más propios del conococido líder de UGT que organiza estas huelgas. Sí, sí, ese que lleva a sus hijos a un colegio privado.

Anónimo dijo...

Para que se diga que la mayoría de los adolescentes no tienen ideas claras!!
Soy profesor. Conozco, entiendo y comparto esas ideas.
Esto pasa con politicos desnortados que piensan que los votos son cheques en blanco y convierten la mayoría absoluta en una "dictadura camuflada" .
Has editado una frase espectacular:"Si los ricos son los únicos con acceso a educación, los pobres siempre seguirán siendo pobres, eso aprendemos en clase de historia", nunca la olvides.
Ánimo, y aprovechad al máximo vuestras capacidades académicas, puesto que "el saber" os podrá hacer un poco más libres.

Anónimo dijo...

Me alegra mucho que los alumnos sean conscientes de que el trabajo del profesorado no se limita a 18 o 20 horas de clase. Hay más, infinita e incansablemente más. Enhorabuena por la publicación y por las agallas que ha tenido esta chica de decir lo que es una realidad que muchos dirigentes no saben o no quieren escuchar. Esto merece que se difunda lo máximo posible.

Anónimo dijo...

No dudo de las buenas intenciones de esta alumna pero al leer su carta me asalta la preocupación. La imagen que da de su centro es demencial. Recuerdo que la ratio en bachillerato es 35+3.Claro que es mejor dar clase a 25 o 30 pero hay que gestionar los recursos como es debido. El que una optativa tenga tantos alumnos, se soluciona desde la matrícula. Si los horarios no están listo no es responsabilidad de las autoridades educativas. Que alguien asuma esa responsabilidad.
Supongo que más de uno estará frotándose las manos ante la imagen que se muestra de la pública. ¿No estaremos facilitando nuestro descrédito?
Por favor, protestemos pero no demos esta imagen de la pública que solo nos perjudica.

Anónimo dijo...

Me ha gustado leer la carta de esta alumna. Por suerte, seguro que hay muchos estudiantes que comparten su sentir. También por suerte, aunque el sistema educativo sea muy mejorable, hay alumnos brillantes que salen adelante. No entiendo por qué se pone en duda que un adolescente pueda tener opinión propia y además sepa expresarla con claridad. ¿Serán complejos de adulto que no tienen esa capacidad?

Rocio dijo...

Enhorabuena, gran entrada, la comparto.

Pily dijo...

Uff creo que hay solo una cosa que no esta dicha. Yo estudie en un instituto público hace tiempo, fui a la universidad, etc etc. Y no sé en donde estudio más de un@ que dice aquí que los profesores no se han quejado nunca antes, pero en mi instituto si ocurrió, tal vez no se unieron tanto como ahora ni fue tan sonado. A lo mejor se han cansado de que año tras año recorten... Por mi parte me alegro que se unan y luchen por mejorar. Y aunque solo fuese por esas dos horas (que hay motivos de sobra) si esas dos horas significa que 2000 personas (más las mil y pico del año pasado) tengan trabajo bienvenidos sean!!! Que manía tan extraña tienen algunas personas de querer que los demás estén como ellos o peor, pues si mis descendientes pueden estudiar con mejor calidad yo me alegrare mucho!!!

Carmen dijo...

Mi comentario es una respuesta a Manuel Fernández a cerca de lo que dice sobre lo desfasado e inútil del el estudio del latín y el griego. Te diré que el estudio de estas lenguas es absolutamente necesario para el estudio de las filologías, de la lingüística, para el buen entendimiento de nuestra sintaxis... Te dejo un fragmento de un texto titulado "La importancia del latín en la educación" de
Mario Eduardo Viaro:

"¿Pero para qué sirve el latín hoy? Suelo contestar que es una pregunta impropia pero, ya que se hace, voy a intentar contestarla. Es preciso admitir que en el siglo XXI, dominado por la electricidad y la velocidad, parece extraño y hasta anacrónico el estudio del latín. ¿Cuál es la utilidad de una lengua muerta, que requiere atención, dedicación y esfuerzo? ¿En qué va a cambiar mi vida o llevarme a ocupar posiciones más elevadas en la sociedad? Todo depende de cómo encaremos el problema. Con el latín, aprenderemos a conocer mejor nuestro idioma, que contiene misterios interesantísimos. El latín nos sirve como trampolín para sumergirnos más profundamente en nuestra visión del mundo, en nuestra manera de pensar, en nuestra vida. Aquel que entiende bien el mensaje que el latín trasmite en sus textos se cuestionará mejor y verá que antes de nuestros valores hubo otros, muy diferentes, pero perfectamente coherentes, que merecen nuestra admiración y respeto.

Lejos de ser retrógado, el estudio del latín asociado al estudio de la vida social en Roma nos permite vislumbrar cuántas cosas cambiaron y cuántas permanecen sorprendentemente con la misma forma que tenían entonces, muchas veces apenas con otro nombre.

Lo que se heredó del Imperio Romano a lo largo de estos 27 siglos de uso del latín escrito no fue poco. Resumiendo, yo contestaría con otra pregunta: ¿cómo no estudiar latín?" .

Aprovecho para recomendarte que cuides las tildes de nuestra lengua : además, optó. mayoría, tú (pronombre).

Un saludo de una docente.

Weidner dijo...

Bien por la alumna y por sus profesores.

Alberto Villa dijo...

Querido Fernando,
que importante labor realizas al difundir y comentar todo lo que está pasando en la educación pública.
Yo estoy en dos institutos, en los cuales parece que todo funciona como la seda (tienen hasta desdobles) y uno de los directores todavía se atreve a decir que no sufre recortes, que todas sus actuaciones durante este comienzo de curso son coyunturales.
Sin embargo, yo veo las cosas muy diferentes: por ejemplo, la biblioteca sólo abre en la hora del recreo, mientras antes lo hacía todo el día.
Dicho director , tras una breve conversación un viernes a la salida del instituto, me propone dar un desdoble de Biología (en lugar del correspondioente desdoble de mi departamento, Tecnología) alegando que los horarios no cuadran.
En dicha conversación me opongo a dar dicho desdoble, porque primero apenás sé de la materia, y en segundo lugar, porque tengo que renunciar a dar los desdobles de la materia en la que soy especialista. Le respondo que lo que me propone atenta contra la Pedagogía y él asiente y se rie.
Lo peor es que me va a obligar.
No Basta con compartir centro, dar cinco niveles diferentes de Tecnología y Tic; además tendré que estudiar Biología para atender lo mejor que pueda a mis alumnos (que por mucho interés que yo ponga, siempre serán peor atendidos por mí que por un profesor especialista en la materia).
Por estas y otras razones, hay que seguir con la huelga. Mucho ánimo,
Alberto

Anónimo dijo...

Aunque no es el objeto de discusión en esta entrada, me gustaría aclarar a Anónimo que para presentarse a las oposiciones de profesor de secundaria no basta el título de magisterio, pues uno de los requisitos es estar en posesión de un título universitario de licenciado, ingeniero o doctor. Aparte de eso, es preciso acreditar la aptitud pedagógica, por alguno de los medios que se indique en la convocatoria, uno de los cuales es precisamente la titulación de magisterio. Aunque no soy docente, tengo entendido que, de acuerdo con la normativa, hay maestros no licenciados que dan clase en institutos de Secundaria; me parece que eso lo posibilita alguna norma transitoria que tiene que ver con el hecho de que los dos primeros cursos de ESO correspondan a los dos últimos cursos de la antigua EGB, aunque de esto no estoy completamente segura (es posible que algún lector pueda aclararlo). Y por lo que me cuentan los profes a los que conozco, realmente lo de dar clase a chicos tan pequeños tiene sus peculiaridades con respecto a la enseñanza de los de segundo ciclo de ESO y bachillerato. En estos cursos a partir de 3º de la ESO, los profesores que dan clase a nuestros hijos en los institutos son, en su mayoría, licenciados en Filología, Matemáticas, Físicas, Químicas, Biología, Geografía e Historia, Educación Física, y demás. Imagino que a este respecto la normativa es la misma para la privada y la concertada.

Rafael Jiménez dijo...

Son alumnos/as así quienes nos recuerdan que esta profesión merece la pena. Y nos animan a continuar a pesar de las zancadillas de políticos/as impresentables. Gracias!

Dña. Urraca dijo...

Esta carta podía haber sido escrita por mi hijo. Es el mismo caso, ha empezado 1º de Bachillerato en un instituto de Getafe, e igual que ella quedo entre los 50 primeros en las pruebas de excelencia, pruebas para las que muchos colegios privados engordaron las notas de sus alumnos para presentarlos pero que a la hora de la verdad quedaron en evidencia manifiesta, pues la inmensa mayoría de los que las aprobaron venían de la escuela publica, lo que demuestra la calidad de educación que hasta ahora venían recibiendo por parte de sus profesores. Esa calidad es la que ahora está en juego, esa calidad es la que hay que defender con uñas y dientes, porque es nuestro derecho el de todos, y nadie se lo puede arrebatar a nuestros hijos.

Ell dijo...

hola, mne ha llegado al correo tu carta, y yo si tuve la oportunidad de tener un bachillerato decente, y creo que todos nos lo merecemos, seamos mas o menos listos el bachillerato de excelencia que improviso Esperaza aguirre.
Ahora mismo estoy estudiando producción aundiovisual en un instituto publico y mis profes también se han unido a la huelga y los alumnos los estamos apollando. Pero a lo que quiero llegar es que los medios han contado solo una versión de los hechos y que hay que llegar a ellos y que cuenten la otra vesión. En este caso tu versión por eso te dejo estos correos para que si quieres se los mandes a los periodicos, y estoy segura que alguno le atraerá la atención. Hay muchos. Un beso, y espero que esto se solucione pronto, aunque solo espero porque se que va para largo...
redacciondigital@elpais.es
zona20@20minutos.es
grupo20minutos@20minutos.es
cartas@abc.es
opinion@abc.es
cartalector@elperiodico.com (Han de estar firmadas, indicando DNI, domicilio y teléfono o medio de contactar con su autor.)
Y si no te contestan al menos lo habras intentado.Suerte

Ell dijo...

vale he leido la mitad de los comentarios de arriba, y tengo que decir, una cosa que comento mi profesora de cine: hoy en día la psp ya sale en 3D, los videojuegos, las películas, y todo lo demás, han estimulado a los niños y a los adolescentes, por eso hay que tener imaginación para dar una clase y que sea amena, puede que hace años hubiese bastado con una pizarra y unas tizas, pero hay en día ya que hay medios suficientes inventados, como ordenadores y pizarras electronicas, que hacen que sea algo distinto aprender, porque no tenerlo, por que no luchar por tener lo mejor, porque Esperanza Aguirre en una estrevista en la otra hecho la culpa al PSOE por todo cuando es el gobierno autonómico el que se encarga de la educación, y no quiero decir que el PSOE es mejor que el PP, solo digo que son um poco caraduras, y en vez de aceptar que todos tienen una parte de culpa, echan la culpa al otro para que cuando vengan las elecciónes la gente los elijan a ellos.
Y si puede que tengan razon que solo ahora que les han recortado el salario a los profes ha protestado, pero al menos han tenido un estimulo bastante fuerte si es que en su caso fuere solo un estímulo. para protestar y pedir que el dinero de los impuestos que todos los ciudadanos pagabamos vayan a las instituciones publicas y no privadas.
Y que este problema no es solo de las educación, también los de sanidad lo sufren.
Así que en mi opinión sea los que sea que haya hecho que todo tipo de profesores, buenos o malos, se hayan puesto de acuerdo para mejorar sus condiciones laborales me parece muy bien.
Y como de todo se debería aprender, la proxima vez, deberíamos tanto alumnos como profesores protestar antes. Y exigir nuestros derechos.
* en el comentario anterior he puesto apollar con ll y no apoyar con y. Lo siento a todos nos pasa.

Anónimo dijo...

En primer lugar quiero felicitar a la alumna que ha escrito esta carta. Me parece muy sensato y coherente que defienda sus derechos y que como ciudadana de este país pida lo mejor para ella. Poder tener la mejor educación es un derecho de todos y para tener las mismas oportunidades laborales, ricos y pobres deben tener la mejor educación posible con los mejores medios a su alcance. En cuanto a la posición de los profesores no queda demasido claros los motivos de tanto alboroto. Cualquier despido y bajada de sueldo es injusto. Pero no debemos olvidar que la situación que vive España desde años la sufren muchísimas personas y están despidiendo todos los días a obreros, abogados, arquitectos etc. Que bajen el sueldo a un profesor es injusto pero que un chico que haya terminado ingeniería después de seis o siete años de estudio tenga que trabajar en una empresa diez horas diarias, cobrando un sueldo miserable¿ Eso no es injusto? He sido alumna y he conocido buenos profesores que les gustaba su trabajo y día a día daban todo lo que eran por los alumnos, pero también hay malos profesores que no les gustaba lo que hacen y perjudican a los alulmnos.Pero es muy comodo trabajar de funcionario con todos los prvilegios que eso suponía y sabiendo que nadie los iba a echar. En una empresa privada si alguién no hace bien su trabajo lo sustituye por otra persona más apta y no pagan justos por pecadores. Claro que es injusto los despidos y las bajadas de sueldo pero para todo el mundo por igual. La Unica vez que ví manifestarse a profesores cuando era alumna fue porque les congelaron el sueldo, pero nunca les he visto manifestarse para que despidan a un profesor que hace mal su trabajo, cuando informatizaron las aulas (antes de que los mismos profesores recibieran formación) y ver día tras día como se deterioraban los ordenadores o los robaban( un gasto inútil que se podía haber dedicado a otra cosa) Por tanto pienso que todos estamos en el mismo barco y que lo que es justo para algunos es injusto para otros y viceversa, pero lo importante es que pronto se recupere la economía, se vuelvan a crear puestos de trabajo, se acaben los recortes y tanto maestros, profesores, obreros o ingenieros no tengan que vivir nunca más una crisis como que la aún estamos viviendo y los jóvenes encuntren un futuro mejor que el que nos hemos encontrado nosotros.

Churro dijo...

leed este artículo, es super interesante... Los 13 pecados capitales del sistema educativo español

Yolanda dijo...

Esta alumna sí que es excelente. Tenemos futuro

Anónimo dijo...

La alumna dice "Nos llevan a excursiones", pues a partir de ahora será casi imposible.
Aquí hay un modelo de carta protesta de los profesores que explica porqué esta y otras alumnas nos podrán ir de excursión.
http://adiosalasextraescolares.blogspot.com/

Pedro Ingelmo García dijo...

Me quedo con lo expuesto por "Desde Baleares". Es sereno, no tendencioso y a la vez exhaustivo. Una reflexión en todo el sentido de la palabra.

Y para quien no quiere entender no hay explicaciones buenas. Al igual que a quien no quiere aprender no se le puede enseñar, como bien sabemos y atestiguamos a diario los docentes. Así que no merecerá la pena explicar que el hecho de reajustar dos horas al alza el horario de cada profesor no le adjudica una materia más que impartir entera (desde luego, no en el caso de las troncales), sino que trastoca toda la organización horaria, desmenuza materias entre varios docentes o fuerza a estos a dar clase de especialidades que no son la suya (por ejemplo, el profesor de Educación Física dando Historia de las Religiones, un caso real entre otros muchos). Para quien no quiera entender no valdrá la pena explicar que no todo vale, y que enseñar no es solo abrir un libro y recitarlo.

Por cierto, para Francisco G.C., no es verdad que la gente "normal" no escriba o no pueda escribir así de bien. Tú lo haces, impecablemente tanto en ortografía como en puntuación y también en cuanto a la adecuación entre la cadena de razonamientos y su expresión sintáctica. Eso sí, te falla la observación de que "el cuerpo de secundaria hemos reaccionado tarde" presenta falta de concordancia, ya que no es así, se te habrá olvidado la concordancia ad sensum y el hecho de que "cuerpo" es un sustantivo colectivo, pero se trata de un fallo mínimo y tu escritura es en general inmaculada. No sé a qué viene tanto revuelo con eso de que una alumna de Bachillerato esté especialmente dotada para la expresión escrita (el talento literario es otra cosa, ya que se mencionaba a Balzac), es algo poco frecuente, seguramente hasta excepcional, pero entra dentro de lo posible. Yo he tenido al menos dos alumnas, sobre todo una, que escribían así de bien ya en los últimos cursos de la ESO. Y yo mismo saqué un 10 en la prueba de Comentario de Texto de tema general en la Selectividad, en el año 1990 en Salamanca. Trabajo en la enseñanza pública y querría poder seguir haciendo mi labor sin impedimentos. Nótese que no hablo de sueldo ni horas de trabajo (y asumo la inestabilidad geográfica durante años o décadas), sino de la posibilidad de impartir mi propia materia y de hacerlo en condiciones dignas desde el punto de vista organizativo y didáctico.

Por cierto, en Castilla y León nos acaban de suprimir -ya empezado el curso- el 3º de Diversificación en todos los pueblos pequeños.

Un saludo.

Lucia dijo...

Un APLAUSO en mayusculas por esta alumna que habla alto y claro....ojala todos pusieran en su sitio a quien corresponde

Anónimo dijo...

Mi comentario va para todos en general!

No me creo que no os hayais dado cuenta de que esta alumna no existe, bueno si en la mente de Fernando J. López.

Lo mismo después de hacer este comentario, el autor de este blog me borra, para que la gente no lea lo que opino, ¡Viva la libertad de Expresión!

Me parece que todos los que habeis comentado este post, debeis de ser profesores, y si no me equivoco, de la eseñanza pública, ¿no? Pues ahora os voy a preguntar una cosa: ¿Cuantos alumnos habeis conocido que se preocupen por algo más que por ellos mismos? y en caso de que hubiéseis conocido a alguno, ¿Creéis que ese alumno iba a molestarse en enviarle un e-mail a Fernando? ¿Vostros pensais que la mayoría de los alumnos conocen a este escritor?, porque si es así ...

Mi comentario no es porque esté a favor o en contra de vuestra lucha, sólo os quería decir que, aunque no os lo creais, no todo lo que leeis es real, porque como en este blog, donde se lee la carta de una alumna de "Física y Química", lo que se dicen en los medios de comunicación normalmente no es ni blanco ni negro, sino gris.

Siento haberos despertado de la nube en la que creíais que los alumnos se preocupaban desinteresadamente por sus profesores, y si que espero que se resuelva de una vez por todas, los problemas de la educación, que creo que hay más de uno.

Un saludo a todos, de un auténtico estudiante, pero de universidad.

P.D: A todos los que podais ver mi comentario saludos, y a los que no también.

Anónimo dijo...

Me gustaría que alguien me explicara en qué perjudica al gobierno autonómico de Madrid la huelga de profesores. Estos sindicatos son del siglo pasado. Y Eperanza tan contenta. Información masiva sobre lo que está pasando (la enorme carencia de recursos y el caos organizativo), manifestaciones, encierros, pero yo no voy a luchar por la educación pública dejando de dar clases. Lo siento.

Diana Huerta dijo...

Gracias a esta magnífica alumna por hacer esta defensa a ultranza de la enseñanza pública. Me siento orgullosa como profesora y ciudadana de que tengamos alumnos/as así. Un beso muy fuerte.

Anónimo dijo...

Hay recortes en todas partes, y punto. No me creo las exageraciones de esa carta.


Un consejo para los alumnos de 2º de bachillerato a cuyos profesores les van a faltar horas para dar los temarios completos este año: si tanto os preocupa vuestro futuro, y los alumnos son los más perjudicados, dejaos de apoyar gilipolleces y pensad en la selectividad de este año, a la que iréis sin haber dado todo lo que los profesores tendrían que dar.

Ah, otro dato. España es uno de los Países en los cuales los profesores trabajan menos, y cobran más. Ahí lo dejo.

Anónimo dijo...

Chapó, a los profesores que no se manifiestan dejando de dar clases. ESO es pensar en sus alumnos.

enlazatealquijote dijo...

En cuanto comienza el debate y los hilos se extienden un poco aparecen que incluyen improperios y descalificaciones.
No vamos a dejarnos intimidar y mucho menos vamos a dejar de enseñar a pensar a nuestros alumnos.

Contra el plan Refuerza de privatizaciones proponemos el Programa Profesor10, podéis verlo en la web de la asamblea de profes de nuestro institutohttp://sosveredillas.blogspot.com

Salu2

Chema dijo...

Al alumno universitario le diría que no veo la dificultad de que una alumna - o una persona anónima, vamos- conozca los libros y/o blogs de un profesor como Fernando(¿tan raro es eso?). Por otra parte, él o ella afirma que no todo lo que aparece en un blog es real; vamos, ha descubierto el Mediterráneo. Ahora bien, puestos a señalar mentiras, insultos y engaños, le recomiendo que se dé un paseo por algunos blogs como, por ejemplo, www.tizaflauta.blogspot.com, o www.apuntesdeunprofe.blogpsot.com y que lea el desglose de los gastos de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid que expone el blog del IES de Alpedrete. Y después de esa actividad higiénica tal vez se dé cuenta de que no vivimos en una nube y de que sabemos bastante bien lo que está pasando
Por otra parte,está claro que no se ha leído ni otras entradas de este blog ni mucho menos los cientos de comentarios de las últimas semanas, porque de lo contrario no sería tan imprudente como para asegurar que aquí sólo participan profesores, desde el momento que hay intevenciones de padres, alumnos y profesionales de muy distintas orientaciones. Y, finalmente, sugerir que Fernando López pudiera omitir su entrada demuestra que no tiene ni idea de cómo es y que cree mucho más que él en la libertad de pensamiento y en la necesidad de discrepar incluso ante tus propios compañeros. Y digo esto sin conocerlo siquiera de vista.

Acracia dijo...

¡Increíble!
No creo que pueda aportar mucho más porque también leo muchas cosas que me emocionan y me llenan de energía e ilusión por aquí que bien podría haber dicho yo, así que me limitaré a felicitaros a lxs dos, a ella y a ti por darnos a conocer su carta.
Salud!

Acracia dijo...

Ahora...que también parece escribir por aquí Esperanza Aguirre o alguno de sus secuaces...¡qué miedo! ¿Cómo puede haber gente que diga cosas como las que he tenido que leer...?
Y sí, claro que VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN! Pero no olvidéis que vuestra libertad termina donde empieza la de quien está al lado...

Tamara dijo...

Se ha difundido tanto esta carta, que a mí me ha llegado por correo electrónico, y voy a publicarla también en mi blog, me parece, que se nos empieza a escuchar, solo espero que la gente se de cuenta, de que los profesores de Primaria e Infantil también os apoyamos, los recortes nos han llegado a todos, y por tanto a nuestros alumnos.

Educar en enseñar a pensar, cosa que a nuestros políticos no les interesa.

Saludos.

Tamara dijo...

He leído además, algunas cosas del anónimo, pero me queda algo que decírle, con el respeto y la educación que mis profesores y mi familia, me enseñaron tiempo atrás, y es que, mis alumnos si se preocupan de como va la educación en su centro, también se preocupan los padres de alumnos que ven recortes en los apoyos a sus hijos y en la calidad de las clases, por falta de profesorado, horas, etc.

No sé ni siquiera si eres maestro, porque firmas como anónimo, pero si lo eres, decir que ¿Cuántos alumnos conocemos que no se preocupen de otra cosa que ellos mismos? La verdad, es que yo conozco a muchos, lo que me da pena, es que usted no conozca a ninguno, y que de verdad crea que los jóvenes de hoy, son así de "pasotas", pero de esa forma va el mundo, si se les considera nulos a la hora de pensar, ¿Cómo no va a creer la población todo lo que les cuentan por la televisión?

Supongo que lo de educar, es enseñar a pensar, no va en su filosofía de vida, una pena la verdad, teniendo en cuenta que como bien dice la carta, todo esto nos llevará a volver a cometer los errores del pasado.

Saludos.

Anónimo dijo...

Primero, comenzaré diciendo que aún a pesar de no haber leído todos los comentarios en su totalidad, sí que he leído con detenimiento, asombro, perplejidad y frustración varios de ellos.

Y digo asombro, porque me ha llamado la atención especialmente ver tal cantidad de entradas y comentarios en el blog.

Digo perplejidad por varios motivos: la falta de corrección a la hora de escribir, las expresiones incorrectas, las pala bras mal escritas tipo "COCIENTE intelectual" en vez de "COEFICIENTE intelectual", la ausencia de tildes y un largo etcétera.
Digo perplejidad porque la diversidad y paridad de opiniones es claro reflejo de nosotros mismos, los que a resumidad cuentas formamos la sociedad española. He visto España en radiografía y me he quedado de piedra.

Y digo frustración porque MUY POCOS SABEN ANALIZAR Y CLARIFICAR CON OBJETIVIDAD las causas de estos problemas.

1. ¿cómo es posible una enseñanza de calidad cuando en el transcurso de 10 años se han cambiado y modificado los planes de estudio al menos 5 veces? Y ojo, que ha sido a manos de unos y de otros, de socialistas y populares.

2. Las consecuencas de tantos cambios educativos se palpan en todos los que conformamos la sociedad educativa: profesores/as, padres/madres y alumnos/as. Un ambiente de caos impregna siempre las primeras semanas hasta que todos aprenden y se adaptan al nuevo y "fántastico" plan de estudios ideado por nuestros eruditos políticos: desde organización de centro, horarios, material, programaciones de cada una de las asignaturas y cursos etc.

3. La presente crisis que vivimos tiene un alcance mucho mayor que el estrictamente económico. Y, como bien sabemos todos (o eso creía yo), a lo largo de la historia de la humanidad los grandes progresos y revoluciones se produjeron en época de adversidades; justamente cuando se llega a un punto completamente insostenible decidimos que nuestras voces han de ser escuchadas y reivindicamos lo que consideramos esencial y básico.

4. Como docente y profesora de enseñanzas artísticas (para clarificarlo más, profesora de conservatorio) me siento completamente afortunada por trabajar en algo que me gusta y apasiona encarecidamente. Dada mi formación, jamás se me ocurriría profanar el mundo de las finanzas con mis ignorantes análisis; ni opinar gratuitamente sin conocer en profundidad, desde todos los puntos de vista y ópticas, la materia. Aunque viendo lo visto, quién sabe, si me quedo en el paro a lo mejor decido presentarme como gerente de un Hospital.

Me llena de frustración, dolor, tristeza y rabia, ver como el tema de la EDUCACIÓN parece ser un tema de dominio público en el que todos saben mucho y se atreven, sin ningún tipo de remilgo, a opinar de ella y de las entrañas de nuestro trabajo.

Me llena de frustración la necedad soberana que puede llegar a tener el ser humano cuando, en vez de escuchar y valorar otros puntos de vista de personas posiblemente más competentes en la materia, simplemente osa hacer un análisis totalmente superficial con su lengua viperina.

SEÑORES Y SEÑORAS, REPITO, LA SOCIEDAD EDUCATIVA LA CONFORMAMOS TODOS. Nuestros señores políticos tienen una estrategia ya muy conocida por los antiguos: DIVIDE Y VENCERÁS.
Mientras que esta situación siga así, y permitamos que algo tan básico, necesario y esencial como es la educación se politice con la presente magnitud, pocos progresos alcanzaremos y, tristemente, seguiremos sumergidos en el hoyo de la CRISIS EXISTENCIAL y en la parásita cola de los países de la UE.

Anónimo dijo...

Tamara, después de leer tu carta, quiero compartir la impresión que me causó a mí la entrada de ese señor anónimo que te ha dejado tan mal cuerpo.
Pensé que si está convencido de que ningún alumno de instituto se preocupa de algo más que de sí mismo quizá sea porque esa es su propia actitud en la vida. Y que si no cree que la carta la haya redactano una niña de bachillerato, a lo mejor es porque él, que es universitario, no se expresa mejor que esa niña.
Eso es lo malo de hablar de una manera tan despectiva: que causas una pésima impresión en quien te escucha.
No sé por qué ese señor cree que todos los que escribimos aquí somos profes, cuando más de uno hemos dicho que no lo somos. Qué manía de desconfiar de todo...
Saludos a todos, y para los profes, que no decaiga el ánimo, por favor.
Marta del Río

Anónimo dijo...

Mucho ánimo a los profesores, y también a los alumnos que son los más perjudicados. A lo mejor los padres, que son los que votan, ya que la mayoría de alumnos de secundaria son menores, se darán cuenta de todo cuando sus hijos repitan curso gracias a la Espe.
Saludos,
J.

Rosa dijo...

Solo puedo decir gracias pero con letras mayúsculas. Me he quedado sin palabras. Gracias otra vez.
Es un honor y un lujo tener alumnos así.
Seguiremos luchando por vosotros todo lo que haga falta.

Bataka dijo...

Para Anónimo "27 de septiembre de 2011 04:07":

Yo también soy estudiante universitario. Terminé el Bachillerato hace 5 años y puedo asegurarte que en mi promoción no éramos tan egocéntricos como dices.

Cierto que ahora llaman más la atención los casos de violencia, los "ninis" y esa gentuza; pero si tu mismo dices que las cosas no son ni blancas ni negras no metas a todos los alumnos en el mismo saco.
Porque seguro que hay muchos, muchísimos que se preocupan por tener un futuro digno y dejar un mundo mejor a los que vengan detrás de ellos.

Otra cosa es que no lo quieras ver...

Desde Aragón, ánimo a todos los profesores y alumnos de Madrid y el resto de comunidades en las que os quieren echar a perder.

Un saludo :-)

Anónimo dijo...

Demagógica utilización de un menor en asuntos que ni le incumben ni conoce mínimamente.

Carlos Fdez. Profesor

Anónimo dijo...

¡¡Gacias por permitirnos compartir esa palabras...!
Yo también "sufro" todo lo que acontece. Soy una de esas profes que este año no piensan`poder hacer eso que tanto ama: compartir lo que sabe con un puñado de adolescentes, enseñarles a pensar por sí mismos a través de los pensamientos de los demás... y me duele profundamente que lo que ocurre salpique a tantas personás.
Así que está bien que las conciencias despierten y griten ¡basta! ante lo que está gestándose.
Nacerá una nueva sociedad pero aún queda esperanza mientras personas como esta chica estén en ella (y me consta que son muchos/as).
Un saludo

Anónimo dijo...

Opino que esta carta no la ha escrito un alumno de la ESO, y lo digo no por el contenido, sino por la forma de expresarse.
Creo que unos y otros han cogido a nuestros hijos como reenes en un conflicto POLITICO, aprovechando una situación de crisis. ¿Por qué no protestamos por el recorte en seguridad, por los muchos policias menos que hay en las calles? Os lo diré, solo protestamos, solo exigimos el día que nos afecta, pero en épocas de vacas gordas todos callados. Lo siento, pero no puedo apoyar a aquellos que utilizan a mis hijos para conseguir sus fines.

Anónimo dijo...

Yo soy una alumna de 2º de bachillerato de Ciencias de la Salud. Esta carta puede que no la haya escrito una alumna de 1º pero ¿por qué no ha podido ser un alumno? Yo lo admito estoy preocupada por mi futuro, me gustaría estudiar Antropología Forense pero a este ritmo no sé si podré llegar a ser lo que yo quiero. Sinceramente soy una alumna que saca muy buenas notas, no le cuesta estudiar y se tira muchas horas haciéndolo...Pero que no tuvo la oportunidad de hacer el bachillerato de excelencia, y solo os digo una cosa a los que apollais a Esperanza Aguirre ESTUVIMOS(incluso antes de que yo entrase por eso digo lo de más) MÁS DE 5 AÑOS LUCHANDO PARA QUE NO TIRASE MI INSTITUTO...Así que, si han protestado antes pero no ha salido nunca en las noticias.
Un saludo. Una alumna de 2º de bachillerato del I.E.S Jaime Vera en el distrito de Tetúan, Madrid.

Rrío dijo...

"En Internet nadie sabe que soy perro..."

Anónimo dijo...

No me dedico a la enseñanza, pero sí mi marido. Comentar que trabajo (en el sector privado) mas de 45 horas semanales (y 22 días de vacaciones) vs. 20 horas semanales (y casi 3 meses de vacaciones) de mi marido. El organiza o gestiona (entiendo que cada caso es particular)las clases de Lengua Castellana para 4 secciones de 2º Bachillerato con aprox. 30 personas cada una. Por mi parte, gestiono una cartera de clientes de más de 500 empresas. Cuando me falta tiempo, trabajo más horas (que no me pagan, y no es una queja, simplemente quiero hacer bien mi trabajo). ¿alguien puede explicarme por qué los profesores no pueden trabajar más horas (no digo mis 45, por supuesto) para completar la educación de los niños y jóvenes? ¿o sacrificar un mes (de los 3!) de sus vacaciones? ¿tanto cuesta en un centro ORGANIZAR, con menos profesores pero con más horas por parte de los que sí están, unos horarios?

Anónimo dijo...

Perdón, aqui no estamos discutiendo que si los profesores dos horas más o menos. El mal esta en que esas dos horas que imparten ellos, se los quitan del resto de los alumnos, que no todos son normales, sino que los hay con dificultades, deficit de atencion o cualquier otro problema. Tu marido, si esta en un publico, lo sabrá muy bien. No se dicute el horario, el fondo es la masificacion por ahorro y la manutencion a costa de ello de la escuela privada.

Anónimo dijo...

No quiero convertir en un toma y daca pero creo que el comentario final del anónimo del 7 de octubre de 2011 02:15 aparte de demagógico es falso. Si en vez de echar la culpa de todos los males a la escuela concertada optimizarais mucho mejor los recursos, en muchos colegios e institutos públicos, otro gallo cantaría. Y sé muy bien de que hablo porque he estado en los dos lados. Y si trabajo en un colegio concertado donde también tengo aulas masificadas y alumnos de todo tipo y condición. No todos los colegios concertados son elitistas ni todos los públicos un coladero. Estoy muy harto de oír ciertos comentarios. La educación es un pilar básico y hay que cuidarlo y mimarlo. Pero no da derecho a creer que por ser educadores estamos en la posesión absoluta de la verdad. Esta huelga tiene un 80% de política y un 20 % de real. Creo que una postura del tipo: "Bien, aceptemos que hay crisis y que hay que trabajar más. Impartamos dos horas más de clase (os recuerdo que hasta 21 la ley lo permite) los próximos dos años para intentar sacar esto adelante y pasado ese tiempo, analicemos la situación y volvamos a hablar" sería mucho más productiva. Creo que nadie ha recortado los derechos de los funcionarios como lo ha hecho el gobierno actual y muchos de los que os manifestáis diariamente no habéis dicho nada. Y si afirmo que es política, es por dos razones evidentes: Porque a mi hijo que asiste a un colegio público le han "obligado" ha "respetar" la huelga después de aguantar que su profesora de Filosofía les espetara dos mítines políticos por semana y la segunda porque en Andalucía se han producido los mismos o más recortes Y NO HA SALIDO NADIE A LA CALLE.
Creo que no hacemos ningún bien manipulando la realidad y utilizando la educación como arma política y el tiempo me dará o quitará la razón.
Un saludo

Anónimo dijo...

Respecto al comentario de Anónimo "Perdón, aqui no estamos discutiendo que si los profesores dos horas más o menos. El mal esta en que esas dos horas que imparten ellos, se los quitan del resto de los alumnos (..)", yo pienso:pues si se quitan dos horas al resto de alumnos, pues por qué no dan dos horas mas a esos alumnos, no sé, por la tarde, por ejemplo?? Porque de 20 horas a 35 horas que es lo que trabajan el resto de mortales, aún hay diferencia...

Anónimo dijo...

Gracias por esta entrada. Menos mal que aún quedan jóvenes que seguirán luchando y ayudando a que esta sociedad prospere y quede cubierta por la lacra del fracaso y el olvido que quieren imponer algunos políticos sobre los servicios sociales báscios como la enseñanza en este caso. Gracias por ser así.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la entrada, sobretodo con la carta de la alumna, yo estoy en la misma situación que ella. Nuestra situación no es tan crítica ya que no ha habido oportunidad de crear la tercera clase de bachillerato que se suele hacer todos los años, mucha gente que venía a mi propio instituto se ha quedado sin plaza en bachillerato por los recortes. Ahora en una clase de 37 alumnos están juntos los de ciencias con los de humanidades y en otra de 35 estamos solo los del social... todo esto me parece indignante, a parte de que llevamos desde que ha comenzado el curso y finales del pasado, sin profesor de inglés práctico, ahora por fin nos han mandado un sustituto, pero resulta que varias profesoras más de inglés se van a dar de baja (como es el caso de mi tutora) y aun no han traído una sustituta para la profesora que desgraciadamente murió el año pasado. Creo que la educación pública debería tener los mismos derechos y oportunidades de desarrollo que la privada

mira que luna dijo...

He terminado de leer la carta con un enorme nudo en la garganta. Se de lo que hablas porque nací en un pueblo pequeño sin instituto ni colegios donde estudiar el bachillerato y tuve que salir de casa al internado con sólo 10 años. Gracias al esfuerzo de mis padres pude tener estudios universitarios y soy trabajadora de la administración pública, disfruto de mi trabajo y trato de ser honesta administrando recursos públicos. Por eso tengo muy claro el avance que significó la creación del sistema de empleo público independiente, sin dependencia del poder político. Creo firmemente en la escuela y la sanidad públicas gestionadas eficientemente. Por eso me ha emocionado tu carta. Felicidades por haber querido seguir con tus profesores. Tal vez los que sois alumnos excelentes seáis los que necesitéis menos recursos, pero sois políticamente "más vistosos", por eso pretenden separaros del resto, a los que podrías ayudar, por cierto.
Un abrazo solidario.
Carmen

Anónimo dijo...

He leído el comentario de la anónonima cuyo marido "gestiona" Lengua Castellana para cuatro secciones de 2º de bachillerato. Si está en la pública, está contratado para jornada completa, y hace bien su trabajo, me cuesta mucho creer que trabaje solo 20 horas semanales. ¿Solo está 20 horas en el Instituto? ¿Y en casa no hace ninguna tarea para el Instituto? ¿Es que no prepara sus clases y las tareas que pone a los alumnos, o no corrige ejercicios, o no se sigue formando en cursos o por su cuenta?
Perdóname, pero es que mi hermana es jefa de departamento de lengua, y me consta que también hace muchas horas que, por supuesto, no le pagan, porque quiere hacer bien su trabajo (como tú, ¿no?). Y también las hacía cuando no era jefa de departamento, por supuesto.
Y gestionar una cartera de 500 empresas suena importante, pero los profes trabajan con personas adolescentes, y eso consume muchísima energía y es una tarea de gran responsabilidad, sin querer comparar con otros puestos más valorados social y económicamente.
No sé a cuántos alumnos da clase como media un profesor de instituto, pero los tiene que conocer personalmente a todos, y tener en cuenta sus circunstancias, para evaluarles correctamente y ayudar a que saquen lo mejor de sí mismos. No se puede dimensionar su trabajo solo en función del número de grupos a los que da clase.
Yo también tuve algún profe, en el bachillerato y en la facultad, de los que sacaban sus papeles amarillentos del bolsillo, y los leían en clase año tras año, sin variar una coma. A esos a lo mejor sí les llegan las 20 horas. Pero eso a mí no me parece que sea hacer bien su trabajo; en realidad, ni siquiera me parece que sea hacer su trabajo. Ese tipo de profe no es un profesional, es un señor que viste el santo de la hora de clase y punto, y no es el profe que yo quiero para mis hijos. Y no me pega que ese señor tenga una camiseta verde en su casa.
Y si el sistema permite que haya gente así ocupando un puesto de trabajo, pues es lamentable, y otra cosa por la que protestar enérgica y amargamente. Pero no justifica el que pensemos que todo el monte es orégano, y mucho menos que actuemos como si efectivamente lo fuera.
Me parece que, respecto de lo que has contado de tu marido, habrá algo que explique que solo trabaje 20 horas. ¿Puede ser que no las hayas computado todas? A lo mejor me equivoco, pero de verdad que me parece muy poco tiempo para todo lo que tiene que hacer un profesor que quiera hacer (bien) su trabajo.

Una lectora asidua del blog

ShiroDani dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ShiroDani dijo...

Yo no soy ni Profesor ni alumno, soy un simple parado. Pero tengo el gran orgullo de amar “un poco tarde” a la literatura y la cultura con toda mi alma. Y es este amor, es el que me trae hasta aquí y me mueve a escribir esto.
A la chica, la alumna, no la conozco, pero sé, que entre la juventud hay seres tan firmes y lúcidos como ella, más de los que “ellos” nos quieren hacer creer. Más de los que “ellos” quisieran.
Sobre los profesores… que voy a decir que no veamos todos. La inmensa mayoría son gente que ama enseñar, gente que inculca la pasión por aprender, por ser más humanos y sobre todo, a través de la cultura, más libres.
Chicas como esta, MUJERES como esta, tengo por seguro que no serán el día de mañana como alguna ministra, como tanto político. Es más, estoy seguro de que ellos, los jóvenes y no tan jóvenes no permitirán que les manejen como nosotros lo hemos permitido. Ellos serán, son de otra madera.
Ya nos lo demostraron el 15 M, en las muchas manifestaciones que por desgracia se realizan y, en esta maravillosa carta que emociona y colma de orgullo a la gente que como ella, —esta vez me incluyo yo—, amamos y deseamos aprender.
Quiero, olvidando por un momento éste sector u otro cualquiera y todos los problemas que acarrea esta “crisis o falacia” y FELICITAR DE TODO CORAZÓN a todas las personas, ya sean profesores o simples conserjes o como esta alumna, que luchan por sus derechos en estos difíciles días, que aman aprender y de alguna manera anhelan ser libres.
ShiroDani

Anónimo dijo...

Gracias por tus palabras, querida alumna. Es por chicos y chicas como tú que merece la pena lo que hacemos. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Cierto, malos tiempos para la educación. Pero por favor, no os confundáis, no metáis a todos los centros concertados en el mismo saco (no hablo de los privados). En ellos también hay profesores esforzados y llenos de vocación. No todos tienen pizarras digitales ni ordenadores para cada alumno. Las horas lectivas, de pizarra, son 25. No hay profesor de guardia, las suplencias y los refuerzos escolares las realizan los mismos profesores en sus horas complementarias, las que teóricamente son para preparar material o corregir o preparar clases. También corregimos hasta las tantas. Y cobramos mucho menos.
No nos quejamos, a fin de cuentas no hemos pasado por una oposición, pero trabajamos con ganas y no nos gusta que se nos trate como a unos priviligiados cuando no lo somos en absoluto

Alex dijo...

Muy buena la entrada. Soy padre de 3 alumnos, 1 en secundaria y las otras dos en primaria y estoy sufriendo esta actitud en Madrid con indignacion y la prepotencia del partido que gobierna en mi localidad. Segun ellos, eso no está sucediendo en nuestro pueblo ni en toda la comunidad. Me alegra enormemente ver que hay alumn@s que realmente conocen lo que sucede y que estan dispuest@s a levantar su voz para intentar remediarlo. Yo personalmente estuve muy involucrado en las manifestaciones estudiantiles de los 80 y estoy muy preocupado con la actitud de nuestros estudiantes, motor real de nuestro futuro y sobre todo del suyo ya que los que lo tienen solucionado, parece mentira, pero se les ha olvidado lo que han luchado para conseguir lo que tienen.
Desde aquí os animo a seguir luchando por vuestro futuro y a apoyar a vuestros profesores, que son los que realmente se estan preocupando por vosotr@s.
Abrazos desde una "Hacienda" de nuestro Madrid.

Anónimo dijo...

Yo también estoy indignado, de que cuando a las 5 de la tarde estoy trabajando, vea a los señores profesores paseando alegremente por la calle, también me indigna que a final de mes yo cobre 1000 eu trabajando 9.5 horas al día y ellos 1500, Que ellos tengan casi tres meses de vacaciones pagadas y yo apenas 3 semanas, que tenga que dar el 100% en mi trabajo para poder seguir sacando la cabeza mientras ellos, si quieren saltarse una clase se la saltan sin más, si están demasiado cansados salen 5 minutos antes de cada clase, no los verás corriendo por los pasillos nunca, solo cuando es hora de salir.
Hablan de la calidad de la enseñanza, que se va a ver perjudicada por la disminución de profesores a causa de los recortes, pero no he oído hasta el día de hoy que ninguno se quejara por la falta de profesionalidad, de motivación, de tantos de ellos que estudiando cualquier carrera, decidieron hacerse profesores, no por amor a la más que digna profesión de la enseñanza, sino por los privilegios y el tiempo libre que les brindaba dicha profesión, y de esos los que más, y estoy seguro que cualquiera de nosotros conoce algún amigo/a que siendo profesor se lo ha comentado, ( a mí varios). Y ahora que les tocan sus derechos salen a quejarse, pero no miran los miles de vecinos que hay a su alrededor pasando cada dia al límite, o cualquier trabajador que con 8 horas de trabajo cobran lo mismo que ellos en 3 horas.
INSOLIDARIOS, si todos nos estamos apretando el cinturón no sé porque ellos no tendrían que hacerlo, y si tienen tanto interés por la enseñanza pública, que se recorten 200 eu al mes que se puede seguir viviendo muy dignamente y con ese dinero que aumenten la plantilla, ahhhh eso no, que quieren seguir viviendo como señores mientras los demás españoles se mueren de hambre.

Profesora de lengua dijo...

Pero que mala es la ignorancia...Creo que antes de decir la cantidad de disparates que has dicho, "Anónimo", deberías informarte primero de aquello de lo que osas hablar. Por supuesto que hay profesores que no se merecen estar dentro de un aula,yo por desgracia he conocido a alguno y no te imaginas hasta que punto me he llegado a indignar, pero afortunadamente, la gran mayoría nos ganamos nuestro sueldo muy dignamente. Los profesores no sólo trabajamos de 8.30 a 14.30, a ese horario hay que sumarle las horas que dedicamos a corregir trabajos, exámenes, comentarios de texto, redacciones, preparar clases, preparar exámenes, llamar a padres y hablar con ellos, bien por teléfono, bien personalmente, a lo que hay que añadir sesiones de valuación, claustros,reuniones con padres,... y todo eso, como es lógico, se hace por la tarde. Así que, por favor, no me cuentes historias, estoy muy, muy, muy cansada de tener que escuchar este tipo de barbaridades por parte de gente como tú. Y ante este tipo de comentarios, yo siempre digo lo mismo: el acceso a la función pública docente es libre para todo aquel que tenga un título universitario, ganas de estudiar, y por supuesto, de dedicar nueve años de su vida a la oposición(que es lo que a mí me ha costado sacarme la plaza después de aprobar muchas veces la oposición). Pero no me quejo, no tengo ningún derecho a quejarme, tengo un trabajo que adoro, soy profesora por vocación, a pesar de lo que tú puedas decir, tengo la gran suerte de levantame todas las mañanas con la ilusión de ir a trabajar, y aunque nos sigan bajando el sueldo y las condiciones sean cada vez peores, seguiré con la misma ilusión que el primer día porque mis alumnos se lo merecen. Ellos son los grandes perjudicados en todo esto, a pesar de aquellos que dicen que hace 20 años las condiciones eran las mismas. Hoy vivimos en el siglo XXI, y la vida evoluciona, y por tanto también debe evolucionar el sistema educativo, y para que eso ocurra debe invertirse en educación, y no hablo de subir el sueldo a los profesores, sino de ivertir en recursos que nos ayuden a formar y educar a nuestros futuros profesionales. Ellos son el futuro, no nos los carguemos. No te pido que estés de acurdo conmigo, pero al menos no nos calumnies y, sobre todo, respeta el trabajo que hacemos cada día y que, te aseguro, no es nada fácil de desempeñar.
Profesora de lengua

madelprad@hotmail.com dijo...

Me parece una carta fantástica, por eso quiero compartirla con mis amigos y compañeros en facebook. He puesto el enlace para que llegue a más personas, a ver si así, se mueven y apoyan a las que nos movemos.

Anónimo dijo...

Me sorprende que los hay que creen que esto no lo ha escrito una alumna,... con 13 años mis redacciones ya eran tildadas de "más buenas de lo que se podía esperar de mí", con todas las críticas que esto conllevó por parte de la misma gente que emitía los juicios. No hay nada más apasionante que un buen profesor y un buen centro público. Los estudiantes son personas de un valor infinito, y el sistema educativo en España ahora mismo lo tiene en cuenta todo, menos a los que tienen el futuro del país en sus manos. Es vergonzoso. Si la democracia realmente fuera democracia, la Sra Aguirre debería sentarse y contestar a las preguntas de los que le pagan por tomar decisiones: NOSOTROS. Qué bien ilustra MLG las tretas políticas actuales...

Y como ciudadana de pleno derecho en este país democrático, voto por dedicar el dinero de nuestros impuestos a sanidad y educación, no a finanzas.

Hay un chiste circulando que también ilustra esta realidad bien: "Consigue una pistola y podrás robar un banco. Consigue un banco y podrás robar a todo el mundo"

Anónimo dijo...

Enhorabuena a esta alumnam por comprender y expresar tan bien lo que algunos politicos se empeñan en esconder.
Comparto.
Un saludo

Carolina Carretié dijo...

Me parece extremadamente absurdo el argumento de la gente que dice que hace 20 o 30 años ellos estudiaban con menos medios y no tenían ningún problema. ¿Significa eso que como no tuvieron ningún problema en aprenderse, por poner un extremo, la lista famosa de los reyes godos de memoria ¿Debería seguir estructurando la enseñanza en base a un aprendizaje memorístico? Podemos hacer algo mejor para el futuro, lo crean o no.

Señores míos, hay una diferencia fundamental entre la época que ustedes citan y la actual, y es que entonces sus padres se preocupaban de sus estudios, primero, y les tenían respeto a los profesores, segundo. Supongo que hace mucho que no pasan por un aula de secundaria, pero lo último que hay ahora mismo en ellas es respeto por el profesional que están volcando en los niños (y no tan niños) su conocimiento y esto influye bastante tanto en la moral del maestro como en la de los propios alumnos.

Por otro lado, todos estos recortes contra los que luchamos que algunos califican con comentarios del estilo “Estos profesores que son unos vagos y no quieren trabajar dos horas más” están haciendo que haya compañeros que tienen que impartir asignaturas de las que no tienen el dominio suficiente, que no haya tutorías o clases de apoyo y desdoble para atender mejor a los diferentes niveles, porque si, señores, entre esos 35-40 sujetos que se apilan en las aulas hay diferentes formas de aprendizaje, diferentes capacidades y diferentes intereses; “Si juzgas a un pez por su capacidad de escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido”
No podemos esperar un buen futuro si no nos preocupamos por darle a cada uno de los niños las herramientas necesarias para crearlo.

Anónimo dijo...

¿Puedo saber el nombre completo de la alumna que ha escrito esta genial carta y su email?
Es que si no, me resulta muy difícil de creer que haya sido escrita por una alumna. ¡Es demasiado perfecta!
Por favor, responded!