miércoles, 7 de septiembre de 2011

Alcalá 32

Ha sido, sobre todo, emocionante: la concentración más masiva del profesorado y la comunidad educativa desde hace años. Y eso que, como no podía ser menos, también se palpaba la tristeza en el ánimo de muchos, pero -a cambio de ese comprensible desgarro- hemos comprobado que el ataque contra la educación pública nos ha unido a profesores, padres y alumnos como pocas veces se había logrado. Un revulsivo que, a buen seguro, vendrá bien para limar asperezas, hacer autocrítica, tender puentes y tratar de sacar a flote un sistema educativo que otros quieren perpetuar en el fracaso. Y peor aún, desmantelarlo hasta que la educación sea privilegio -elitista y privatizado- de unos pocos.


Familias completas, docentes de toda suerte de generaciones, alumnos -qué extraordinario resulta verles protagonizar, con su vehemencia y su espíritu crítico, estas protestas- y, por supuesto, también otros ciudadanos que -simplemente- querían sumarse a la reivindicación a favor de uno de los pilares básicos de toda sociedad democrática. Hay quien insiste -con ignorancia y/o afán de sabotaje- en que esto es una movilización política, quien se empeña en ver siglas donde solo había un verde intenso y heterogéno, un verde bajo el que nos hemos reunido gentes de todo tipo de tendencias y orientaciones políticas, un verde bajo el que se han borrado siglas y donde quienes más estamos dando la cara en todo tipo de medios no pertenecemos a partido ni sindicato alguno. Por eso, porque nuestro movimiento es una lucha sin siglas, una guerra por algo que nos pertenece a todos, hay quien se empeña en desvirtuar su sentido. Sin ningún éxito, por supuesto.


Esta tarde no había ni rastro de esa negatividad en la concentración, en esa #mareaverde de #Alcalá32 (las dos etiquetas con las que hemos llenado de imágenes y consignas las pantallas de Twitter). Por eso, aunque todo cuanto estamos viviendo sea doloroso y cruel, no podemos caer en el desánimo, no podemos permitir que la tristeza y la desilusión que intentan imponernos puedan con nuestras ganas de plantar cara, de decir que no al desmantelamiento progresivo de la educación pública. Por ello, habrá que ir anotando ya la siguiente fecha y el próximo evento confirmado: la manifestación del 14 de septiembre.


Y espero -de veras que lo espero- que esta revolución también sirva para sacarnos a los profesores del letargo en el que hemos vivido los últimos años, un letargo que requiere una reacción profunda a medio y largo plazo, buscando soluciones entre todos para frenar las elevadas tasas de fracaso y abandono escolar. Porque es obvio que el sistema, tal y como está planteado, no funciona. Y sin embargo, también es obvio que hace años -no muchos, por cierto- sí lo hizo. Habrá que reflexionar, sacar conclusiones y, por supuesto, mantener la conexión padres-alumnos-profesores que se está fortaleciendo en estos días. Pero, para poder hacer todo eso, necesitamos una Administración que nos apoye, que nos defienda (sin carteles: preferimos los hechos), una Administración que invierta en la enseñanza y que sepa escuchar -por una vez- a quienes vivimos su realidad a pie de aula.


De momento, y sin caer en triunfalismos -éramos muchos, sí, pero debemos ser aún MUCHOS más-, tenemos que estar satisfechos del éxito de la concentración. De la implicación de todos en ella. De la sensación de energía y fuerza que se transmitía esta tarde en la calle Alcalá. Una energía y una fuerza que debemos mantener por nuestros compañeros interinos, por nuestros alumnos de Secundaria y Bachillerato, por nuestros colegas funcionarios sin destino, por todos los que asumiremos una carga laboral imposible de cubrir sin los compañeros ausentes y, en definitiva, por el bien de la pública.

Gracias, a quienes habéis estado ahí, por hacer posible este comienzo. Y ahora, sigamos.

12 comentarios:

Lady Jim dijo...

La guerra psicológica que emplean ciertos medios contra nosotros no debe desesperarnos.La huelga debe salir adelante, junto con otras acciones. Poco a poco la población sensata empezará a plantearse cuál es el trasfondo del conflicto y su gravedad. Nosotros ya lo conocemos, y lo sufrimos. Así que, compañeros de oficio, ADELANTE, SIEMPRE HACIA DELANTE

raùl junquera dijo...

La campaña electoral a favor de Rubalcaba ya la habeís empezado. Mierda de Sindicatos subvencionados que viven mejor que los Obispos. Vaís a atacar a costilla de los alumnos, no sabeís hacerlo fuera de horario. Os importa un carajo la Educación, ya lo habeís demostrado en Castilla La Mancha. ¿Esos son los profesores que educan a nuestros hijos??? ¡¿Y cuando mi hijo entre en un aula que esten dando clases y se ponga a gritar porque quiere reivindicar algo, se lo vaís a permitir??? Vaya porquería de profesorado, dos horas más de clases por favor que no den, pido que automaticamente no den ni una más, y profesores en el paro a por las plazas de estos energúmenos revienta pregones!!!.

Los profesores de Madrid directamente que vayan a Ferraz a afiliarse el que no lo esté ya.

Y en Andalucía no hace falta que se unan para apoyarlos, allí mientras gobierne el PSOE no importa la Educación y que sean el culo del mundo, asquito dan la preparación del alumnado, y claro, si el Gobierno autonómico no tiene la culpa ahora que Gobierna el PSOE habrá que echarle la culpa a los profesores, "tos" a la puta calle y los interinos "pa" entro.

Nacho Calvo dijo...

Vaya sarta de memeces ¿tú has estado escolarizado?.
Lo siento Fernando, por la palabra malsonante "memeces" pero se que tú tienes que guardar las formas.

Anónimo dijo...

Insisto en que más de uno suspende en comprensión lectora, y no solo del Sr. Anónimo del post anterior...

La mayoría de los que estuvimos ayer en la concentración no íbamos de la mano de ningún sindicato ni partido,sino de las del sentido común y la indignación.

Lo mejor, aplicar el dicho popular: a palabras necias, oídos sordos.

Ánimo a todos los que creemos que la enseñanza pública (de calidad) es un servicio público esencial. ¡Nos vemos el próximo día 14, con la camiseta verde!

Marta del Río Aguirre

raùl junquera dijo...

Señor Nacho Calvo, me imagino que esa pregunta también se la habrá hecho a los profesores que han inrumpido de forma brabucona en el salón de acto de Guadalajara donde se celebraba un pregón: "Habeís estado alguna vez escolarizados?".

El Sr. Fernando guardará las formas, usted no guarda ni la caradura. Yo sí he estado escolarizado, mira, sólo la E.G.B., pero cualquiera de esos profesores que tuve hace 25 años vale más que cualquiera de los perroflautas que han asaltado el acto de Guadalajara, y que muchos de los "indignados" que en Madrid se escudan en ser solidarios con 3000 interinos.

Yo no me creo que ahora a dos meses de las Próximas elecciones los profesores estén tan indigandos. Pero qué casualidad que donde la educación es más tercermundista nadie protesta. Así que a la señora esta que también ha comentado, Dña. Marta del Rio Aguirre decirle que no se lo cree ni usted. Vamos, que ahora quereís hacer creer al resto de España que los sindicatos y plataformas que se mueven por la capital en contra del Gobierno de Esparanza van por libre, Juas!!!

Vamos NI los Morancos lo diría con más gracia!!

A ver si tenemos suerte y de este nutrido grupo de indignados madrileños, y una vez se queden sin trabajo todos estos magníficos profesores interinos hacen como el resto de los españoles o incluso como el resto del mundo, buscar trabajo en otro sitio. Yo los invito a que se acerquen a la Comunidad en la que vivo, Canarias, soliciten plaza de profesor por aquí, tienen pluses por estar en las Islas Menores, ahora en Fuerteventura apartamentos de tres habitaciones como media se paga 400 Euros, cigarrillos chester a 10 euros el cartón, gasolina 30% más barata que en península, no hay iva, móvil sin iva, adsl sin iva, caña de cerveza en plena avenida playera 1.50 como máximo, menú diario 6.50-7.00 euros, sol todo el año, vamos todo son ventajas. Y si vaís pal paro haber si ustedes nos arreglan esta mierda de educación que reciben aquí nuestros hijos, cambian los profesores que tenemos por los que se manifiestan en Madrid, que me imagino sereís unos lumbreras todos.

Ahora va a resultar que en este bendito País la culpa de los Aeropuertos la tenían unos trabajadores, y en la educación la tienen los políticos de derechas, vamos, que ni hablamos de la parte de culpa que ustedes tienen, y mucho menso la que pueda tener Gabilondo, ENGA YA!!!!!!

Y me la bufa la Espe, la Pajín, el Rugalcaba y Marianico el corto, pero ustedes, ustedes a mí tampoco me engañan.

SALUDOS!!

Nacho Calvo dijo...

Sr Junquera, no aprovechó nada la EGB, lástima de recursos.

Carolina Cristanchi dijo...

Qué fácil es responsabilizar al resto del mundo de lo que uno no puede controlar, Sr. Junquera. Lamento mucho que no sea capaz de hacer una crítica constructiva...

El 7 de septiembre, como dice la canción de Mecano, es nuestro aniversario: es el día en que los profesores de todos los colores nos vestimos de verde esperanza y salimos a la calle a manifestar nuestro rechazo a los recortes en educación pública, a favor de la enseñanza concertada y privada (y a los ricos en general).

Creo que por primera vez en décadas hemos sido capaces de despertar, tomar conciencia y actuar para defender la escuela pública de su desmantelamiento progresivo, para reivindicar nuestra dignidad como trabajadores y para concienciar a los ciudadanos del objetivo final de toda esta campaña de acoso y derribo que estamos sufriendo: la privatización de la educación.

Me siento orgullosa de formar parte del profesorado de la escuela pública española, como profesora y como madre, porque estoy SEGURA de que mis hijos están en el entorno más parecido a la vida real, aprendiendo a aprender, a vivir, y a lidiar con personas diferentes, con ideas similares y también contrarias...

No me preocupa que nuestra causa sea incomprendida por algunos, sino que de no actuar ahora, tal vez en poco tiempo no tengamos ni causa por la que luchar.

Saludos!

AMPC dijo...

He conocido tu blog Fernando, por tu intervención en el programa de asuntos propios y he de decir que me gusta ver educadores tan activos en defensa de la EDUCACIÓN.

Lo que espero de corazón, es que este movimiento de protesta no se quede reducido a tres o cuatro comunidades autónomas que ven peligrar su educación.

Nos jugamos nuestro futuro señoras y señores.

La demostración de lo que digo es nuestro presente. Un presente que se jugaron a los dados políticas educativas de legislaturas anteriores, cada una de su color, pero con poca ambición.

Ahora nos encontramos con esta tempestad difícil de gestionar.
Trabajo como orientador laboral (En lo que logre mi sueño de ser orientador de instituto) y lamento ver a chicos y chicas de mi generación (Del 80) que con 16 años dejaron apartados los estudios en favor de un puesto de trabajo en el andamio más cercano o la tienda de la vuelta de la esquina, bajo la promesa de que el tiempo de bonanza económica era eterno.

Esta generación de treintañeros, se encuentra ante un mercado de trabajo especializado, sin formación alguna (El que mejor situado está tiene terminada la ESO). El 70% de la gente que veo se enfrenta a la búsqueda de trabajo con esa escasez de herramientas ¿Cómo arreglamos esta situación?.

Es necesaria una conciencia común del profesorado a nivel nacional, que por primera vez haga causa común con familias y alumnos, en pos de una educación de mayor calidad.

Debemos luchar la sociedad en su conjunto por evitar que esto vuelva a ocurrir dentro de otros 20 años.

Yo estoy de vuestra parte, sin colores pero con convicciones.

Augusto.

Anónimo dijo...

Que estoy comprobando, al menos en mi centro, que la marea está subiendo cuando debe y bajando cuando es menester. Ánimo para todos y todas. No nos arrebatarán nuestros derechos fácilmente.

Chema dijo...

Vamos a ver: ¿he sufrido una alucinación o tanto la señora Aguirre como Lucía Figar y hasta don Francisco Granados han comentado en los medios de comunicación que el miércoles los que nos concentramos en Alcalá 32 éramos liberados sindicales o gente del 15M ("indignados", dicen ellos, con un matiz despectivo más que considerable). Pues he debido confundirme de número y de calle, porque en la que yo estuve había varios miles de personas sin apenas banderas sindicales o proclamas del 15 -y si podía verse algunas, ¿acaso no estaban en su derecho de participar en una convocatoria libre a todos los ciudadanos?-. La mayoría de los presentes llevábamos nuestras propias consignas y carteles, muchos de ellos elaborados con los compañeros de los institutos, y no eran pocos los padres y alumnos que vi en la calle,aparte de los profesores que, por motivos obvios, éramos la mayoría.
Si toda la argumentación de los líderes de la Comunidad de Madrid va resumirse en la descalificación más absurda, que está llegando ya a extremos surrealistas -si no fuera porque estamos hablando de problemas muy graves sería para echarse a reír- habrá que pensar muy seriamente en que no sólo desprecian la educación pública (bueno, de todo lo público en general), sino que también insultan la inteligencia y niegan hasta la realidad que tienen ante sus ojos.No deja de ser curioso, y con esto acabo, que esas sean las personas que se echan las manos a la cabeza cuando tantas personas no comulgan con su forma de solucionar los problemas, cuando ni siquiera se han molestado en hablar con ellos previamente; ¿no podrían pararse por una vez a pensar, sólo por una vez, que a lo mejor están equivocados y que se equivocan de cabo a rabo en el "conflicto de la educación" (por decirlo con la terminología totalmente interesada y retorcida de El mundo).

ANZAGA dijo...

Ánimos compañeros de Madrid. Castilla la Mancha va detrás...


http://unpaseomanchego.blogspot.com/2011/09/no-son-dos-horas-mas-es-la-ensenanza.html

Saludos.

chc dijo...

hola desde sevilla.totalmente de acuerdo y apoyando a compañeros.me acabo de apuntar a tu blog.lo seguiré a partir de ahora.un saludo y ANIMO.