lunes, 10 de octubre de 2011

Piedra, papel..., ¿o tijeras?

No lo entiendo. Lo siento, pero no entiendo que los sindicatos nos planteen, a estas alturas de la lucha, una convocatoria descafeinada y, sobre todo, inane. Dos días más de huelga tan dispersos como disparatados: el 3 y el 23 de noviembre. Su objetivo, según afirman los medios, es no interferir en la campaña electoral, precisamente el único momento en que estamos consiguiendo que las miradas se centren -por una vez- en la educación.

Plantear una huelga el 23 de noviembre, tras el más que previsible -y perdonen que me pronuncien, pues solo es mi opinión personal- triste triunfo del PP en las urnas es un acto más simbólico que útil y, mucho más, si se trata de más días aislados, que no sirven para forzar negociación alguna. No sé qué parte de huelgas continuadas y consecutivas no entendieron los sindicatos. Ni en qué momento decidieron que era mejor dejar que los partidos respirasen tranquilos no fueran a indigestarse sus comidas y cenas preelectorales por algo tan insignificante como el bienestar y el futuro de la educación pública.

Y tampoco me sirve la preocupación por los alumnos, pues muchos de los que estamos haciendo huelga -y renunciando a 100 euros diarios de nuestro sueldo- también estamos haciendo horas extras -no remuneradas, claro, y fuera de nuestro horario lectivo- para recuperar ese tiempo con nuestros alumnos, sobre todo en Bachillerato, donde nos estamos asegurando de que dan el temario y llegan a la PAU en igualdad de condiciones que sus compañeros de la privada y la concertada. Ahora, vista esa irrisoria convocatoria sindical, siento que se ríen de ese doble esfuerzo y, sobre todo, que se desoye a las asambleas que tan claro y con tanta rotundidad han hablado en estos meses.

Por eso, porque en este instante solo sé que voy a seguir en la lucha -pero, por contra, ya no sé si seguiré en la huelga-, prefiero dar la palabra a los únicos que no me han fallado jamás desde que empecé en este trabajo: los alumnos. Alumnos que en mi centro han convocado y organizado un encierro verde con un montón de actividades para este jueves 13 de octubre (allí estaremos de 5 a 11, por si algún medio quiere hacerse eco de lo mucho que son capaces nuestros magníficos alumnos de la pública) y que, también, elaboran campañas tan contundentes e ingeniosas como este anuncio anti-recortes que hoy me enviaban dos de mis chicos de 4º de la ESO.

Frente a ciertas actitudes sindicales descafeinadas y ante los variopintos despropósitos e insultos de nuestra Consejería, admito que momentos tan sencillos como la apertura del e-mail de estos dos alumnos son los que, en noches como hoy, me dan fuerzas para continuar. Para creer que esta #mareaverde va a seguir anegando las aulas y las ciudades aun cuando haya quienes no quieran estar a su altura. Juntos, podemos.

7 comentarios:

@CesarBarrantes dijo...

Ánimo y mucha fuerza. La razón está de nuestra parte. No lo olvidemos. Un abrazo!

Chema dijo...

Desconocía la convocatoria de los día 3 y 23 de noviembre, entre otras cosas porque aún nos queda lo de octubre. La verdad es que tienes razón en tu planteamiento, y no entiendo la razón de los sindicatos en fijar una fecha tan absurda como el 23 de noviembre (el que quiera luchas simbólicas que se busque otras peleas). No he presenciado la asamblea sindical en la que se ha tomado esa decisión, pero creo que habrá que recordarles de nuevo que, desde el comienzo -en julio, como poco -se dejó claro que la iniciativa había de ser de profesores, padres y alumnos y que, sin renunciar como es obvio a los apoyos sindicales, ellos deberían ir de la mano de nuestras decisiones, no por delante y sin contar con nosotros.
No hace tanto se quejaba en un comentario en este mismo blog Juliii (el autor de ese otro blog absolutamente imprescindible que es www.apuntesdeunprofe.blogspot.com) de que los sindicatos habían tomado alguna que otra decisión al margen de lo decidido en asambleas por los docentes. Creo que es muy importante que, ahora que se ha conseguido una unidad en toda la comunidad educativa como no se recuerda en muchos años, no vayamos a dar pasos en falso que haga que perdamos la iniciativa que de manera tan inteligente se está gestionando.
Ignoro si detrás de esa decisión sindical se oculta algún tipo de interés político o electoral, quiero creer que no, porque, con independencia de los credos políticos de cada cual, lo importante ahora es continuar con todas las actividades reivindicativas -pocas veces creo que se hayan visto tantas, tan variadas, participativas y hasta hermosamente simbólicas- que se han venido dando, y hacerlo con sentido común. Y me temo que lo del día 23 de noviembre es un paso sin sentido y que, a poco que lo pensemos un poco, puede tener un efecto bumerán. Pero esto es sólo una opinión, claro está.

Gorka dijo...

Enhorabuena por tu clasificación preliminar (blog educación IV) en los premios Bitácoras (y por el blog, por supuesto), espero que subas muchos puestos. Te deseo mucha suerte. Nos leemos. Un saludo.

Anónimo dijo...

Fernando, hoy he leído en la prensa lo de la huelga en esos dos días tan distantes, y también me ha parecido rarísimo. No comprendo la estrategia. Aparte de esto, te felicito de nuevo por tu labor en la difusión del "NO SON DOS HORAS", que tanto trabajiño está costando que algunos entiendan.
Ayer una amiga mía gallega a la que envío toda la información que recibo sobre el tema, porque sé que la "rula" (como ella dice) todo lo que puede, me insistía en la necesidad de que se continúe informando a troche y moche de que esto no es una cuestión de no trabajar dos horas más, sino de que no se rebaje la calidad, y todo lo que ya hemos dicho mil veces. Y para eso, son fundamentales todas las iniciativas que estáis poniendo en práctica, las marchas, los encierros, las entrevistas, las presentaciones en Internet…Aunque en Madrid creo que una parte del público ya ha empezado a comprender las razones de la protesta (sobre todo, los padres, ante la evidencia de lo que pasa en los IES de sus hijos), por los comentarios de mi amiga me aterra pensar que en otras comunidades están a años luz, y que la huelga se está tornando en impopular, porque solo se ve lo que los políticos se encargan de repetir constantemente: que se perjudica a los alumnos.
Por eso me parece doblemente importante lo que estáis haciendo en Madrid, porque lo que pasa aquí sigue teniendo eco en el resto de España. En mi Galicia, tradicionalmente y durante siglos la gente se acostumbró a tragar con mucho, y a protestar poco. Espero que en esto, las movilizaciones de Madrid estén animando para que los demás tampoco se callen. A pesar de las mordazas que quieren poneros. Bueno, por mi parte, seguiré yendo a toda cuanta manifestación convoquéis, seguiré colgando las noticias en mi facebook, y seguiré explicándole el tema a mis conocidos y amigos, y sobre todo a mis hijos, que son pequeños, pero empiezan ya a tener cierta conciencia social.
Un abrazo
Marta del Río Aguirre

Nacho Calvo dijo...

Me alegro Fernando que alguién de tu carisma coincida conmigo en su solución personal. Yo tampoco tomaré parte de las huelgas que convoquen estos sindicatos. Desde hace tiempo se que son una entidad inútil por su relación con el poder, pero ahora que en mi caso pasaban un examen que podría haber acabado en mi afiliación a uno de ellos, han suspendido estrepitosamente. Son muchos frentes abiertos, CAM, sindicatos, padres, alumnos, sociedad... pero no me he sentido tan fustrado como lo estoy ahora por la traición de los sindicatos.
Aprovecho para proponer una acción de "castigo" para los sindicatos: en la próxima manifestación, que la marea verde adelante a la cabezera de la manifestación (y sus cartelitos) para que se enteren de que no estan en frente.
Un saludo

Fernando Justicia dijo...

Esta noticia me ha dejado helado. Desconocía la convocatoria y me parece a todas luces desafortunada. La educación es un pilar fundamental de este país. Ya he dicho en reiteradas ocasiones aquí y en mi blog que un país sin educación de calidad es un país quebrado.

No me queda más remedio que asumir que los intereses de los sindicatos están por delante de los intereses de los alumnos. Es triste decirlo.

Apoyo sin reservas vuestra iniciativa como profes que seguireis al pie del cañón pero que os planteais seriamente si tiene sentido hacer una huelga que va a ser como poco anecdótica.

Ahora más que nunca mucho ánimo. Y seguid cuidando al alumnado, ellos sabrán reconocer vuestro esfuerzo, vuestra implicación y vuestra honestidad.

un fuerte abrazo desde Barcelona

Anónimo dijo...

Hola soy Conchi, también profe, y aunque no estoy en absoluto de acuerdo con esas convocatorias de noviembre, creo que hay que hacer las huelgas, aunque también se convoquen y hagan más. En la Asamblea que ha habido hoy en el Emperatriz María de Austria parece que se ha planteado hacer huelga también el próximo día 19 de octubre(está convocada por CGT y CNT) y plantear más movilizaciones al margen de los sindicatos (si quieren que se unan), pero volviendo al principio, los sindicatos son muy importantes -aunque de algunos se esperaba otra cosa en estos días-, fijaos que a Espe no le gustan nada y, no nos engañemos, si se plantea alguna negociación es a ellos a quienes van a llamar.
También me ha llegado información de CCOO de que esto es un acuerdo de mínimos, pero que el 14 tienen otra reunión y si no puede haber convocatorias unitarias habrá convocatorias "individuales" (de los sindicatos que así lo deseen)