miércoles, 20 de julio de 2011

Muchas voces, un clamor


Cuando la Comunidad de Madrid lanzó su ataque contra la educación pública -con total alevosía- en pleno mes de julio, seguro que no contaban con una reacción como la de hoy. Después de años de deterioro -paulatino y lento, pero también eficaz- de nuestro sistema de enseñanza, están tan habituados al silencio que les tiene que haber sorprendido el clamor de estos días. Un clamor que empieza a dar sus frutos en prensa (necesitamos que los medios nos apoyéis, cuando menos, desde el punto de vista de la difusión: no os pedimos que estéis de acuerdo, pero sí que fomentéis el debate educativo) y que esta mañana se ha materializado en el abarrotado salón de actos del IES Beatriz Galindo de Madrid.

Han sido muchas voces las que se han oído, siguiendo el ejemplo de las asambleas del ya modélico 15M, dejando que todos opinásemos, escuchásemos y reflexionásemos sobre lo que nuestros compañeros querían decir. La rabia, la tristeza y el dolor se han materializado en un sobrecogedor minuto de silencio por el fallecido director del IES La Paloma, que sufrió un ataque al corazón la misma noche en que había tenido que prescindir de 40 profesores de su centro.

Las propuestas han sido múltiples, pero más allá de la diversidad de opiniones, sonaba una voz común, general, atronadora, una voz que alerta contra la privatización de la educación pública que se está llevando a cabo en Madrid. Una voz que clama:

- contra aulas con cuarenta alumnos -pues así serán las del curso próximo-,
- contra centros sin orientadores para atender a los chicos y a sus familias -pobres de quienes no puedan pagarse psicólogos y ayuda privada externa-,
- contra la supresión de las esenciales tutorías de la ESO,
- contra un recorte tan insensato del cupo que nos obligará a dar materias que ni siquiera dominamos (¿no buscaban algo que llamaban excelencia?),
- contra los 3000 puestos de trabajo que se pierden (despido masivo que la consejería madrileña niega),
- contra los 1600 funcionarios en expectativa que hoy no han obtenido un lugar de trabajo en la adjudicación informática de centros,
- contra la supresión de plazas en EOI, Conservatorios y Artes Escénicas, haciendo que estas enseñanzas sean privilegio de unos pocos,
- contra la eliminación de desdobles y refuerzos, evitando que sea posible la atención a la diversidad,
- contra la supresión de horas para realizar actividades extraescolares, acabando con la vida y el dinamismo de los centros, etc.

En cuanto a las medidas, han sido muchas las propuestas lanzadas, así que trataré de sintetizar las que considero fundamentales o, cuando menos, más generalizadas:

- Huelga: se ha discutido su oportunidad y su fecha, con dos opciones claras, o bien el 1 y 2 de septiembre, o bien el 14 para impedir que comience el curso.

- Visibilidad: se propone que todos luzcamos la camiseta a favor de una escuela pública en los actos que se convoquen; que se hagan sentadas y caceroladas determinados días de septiembre ante la Consejería; que se lance un grito mudo en todos los centros madrileños el mismo día; etc.

- Concienciación: se insiste en lo importante que es comunicar la gravedad de lo ocurrido a los padres y a los alumnos. Todos coincidimos en que esta no es una lucha de los profesores, sino una lucha que nosotros iniciamos pero a la que esperamos que se sume toda la comunidad educativa, porque el problema no son dos horas lectivas de más, el problema es que queremos dar clase en unas condiciones dignas para nuestros alumnos. Unas condiciones que permitan atender a la diversidad, personalizar la enseñanza y, sobre todo, lograr esa calidad -esa igualdad de oportunidades- que debe perseguir la educación pública.

- Información: se habla de lo importante que es seguir estando presente en redes sociales (Twitter, con el hashtag #profesoresinEsperanza, por ejemplo) y de otro tipo de iniciativas como el envío de e-mails o incluso de tarjetas postales (una por alumno y por profesor, tal y como se ha hecho en algunos centros), y se comenta que es preciso reunir a los padres en cuanto comience septiembre para que sepan qué está pasando exactamente.

- Dimisión o renuncia: se propone que dimitan en bloque los equipos directivos -el miembro de uno de ellos lo hace en el mismo instante en que pronuncia su discurso ante la asamblea- y también que los tutores y jefes de departamento se nieguen a asumir esas funciones. También hay quien aboga por comenzar "un curso de mínimos", empleando de modo realista los medios existentes y sin hacer los excesos que se nos van a exigir a padres, alumnos y profesores.

En cuanto al tema de la huelga, llama la atención que todos volvemos una y otra vez al mismo punto: no queremos perjudicar a los alumnos. Me hace gracia que este gremio de "vagos e indolentes" que somos -según algunos medios- no pueda dejar de pensar en lo único que da sentido a nuestro trabajo: los chicos. Y por eso, supongo, la propuesta del 1 y el 2 queda prácticamente aparcada. No hay consenso unánime pero parece obvio que la idea es hacer una huelga bien explicada a partir del 14. Una huelga activa, en la que además de exigir respuestas y medidas consigamos reivindicar el valor, la necesidad y la calidad de la educación pública, donde hay mucha más excelencia y potencial del que quieren hacernos ver.

La medida más concreta es convocar una nueva y definitiva reunión a finales de mes: 30 o 31 de agosto y pedir a todos los docentes que intentemos estar al tanto en las webs de los sindicatos, en los blogs educativos, en Facebook, en Twitter..., que sigamos en contacto y no nos desvinculemos para ir dando forma a ideas que llevar a esa nueva reunión, donde es obvio que el tema de la huelga será el gran protagonista. Además, se insiste en la necesidad de trabajar desde la base, es decir, de conseguir que cada centro tenga su asamblea y que se genere un tejido informativo en el que todos tengamos voz y estemos implicados activamente.

Tras más de cuatro horas de reunión, hemos terminado agotados y acalorados -en el sentido literal y metafórico, pues no cabíamos: había casi trescientos compañeros fuera de la sala donde se celebraba el acto-, pero también -confieso- hemos salido convencidos de que somos muchos los que no estamos dispuestos a callar. Muchos los que estamos decididos a plantar batalla. Muchos los que queremos unir a padres, alumnos y profesores en un mar común contra la pérdida de un derecho que ha costado mucho esfuerzo conseguir. Un derecho que, de seguir así, quedará relegado solo a aquellos que puedan costeárselo.

Triste, eso sí, que este tema -el educativo- solo haya interesado a algunos medios: TVE, El País, El Mundo y Público. El resto siguen mirando para otro lado mientras en Madrid se desmantela la educación. Y esto, por cierto, no es más que el principio de algo que, si no lo paramos, se contagiará pronto. Algo que nos incumbe a todos, pues destrozar la educación pública es destrozar la posibilidad de un mañana mejor.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena síntesis. ¡Ya soy una visitante asidua de este blog!Sólo quería apuntar que ha habido otro medio que ha tratado el evento, El Mundo digital.A mí particularmente me ha sorprendido de forma grata cómo lo ha hecho, pues quizá contra todo pronóstico no hemos salido perjudicados.
http://www.elmundo.es/elmundo/2011/07/20/madrid/1311182778.html
Un saludo de una compañera más.

Fernando J. López dijo...

Gracias, compañera, por convertir este blog en lo que realmente pretende ser: un punto de encuentro, información y debate para todos los que creemos en la educación pública.
Tomo nota de tu corrección e incorporo el enlace de El Mundo al artículo. Te agradezco muchísimo el dato ;-) Un abrazo, F.

Juan Pablo dijo...

Os pongo aquí un enlace a los comentarios de un padre al que también conviene escuchar:
http://unpadreenlaeso.blogspot.com/2011/07/los-profesores-de-madrid.html

Sinclair dijo...

Fernando, muchas gracias por la labor de comunicación que estás realizando, trabajo que haces, una vez más, de forma altruista y voluntaria.
Intentaré por todos los medios estar en la asamblea de finales de agosto, muy necesaria para marcar las medidas a corto.
No estoy tan segura de que no se esperasen esta reacción. Pienso que pueden aprovechar medidas extremas para ponernos a toda la opinión pública en contra, tipo lo que ocurrió con los controladores (en ningún caso justifico su comportamiento irresponsable, pero es cierto que se ha aprovechado en su contra y no sé hasta qué punto estaba planeado).
Lo cierto es que yo como madre no entendería una huelga. Es demasiado disruptivo para la sociedad no poder llevar a los niños al colegio. Tan disruptivo como fue la huelga de Metro de Madrid. No tengo estómago para llevar a los míos al cole e impedir ese derecho a los demás. Pienso que nuestro trabajo es como el de los médicos o los bomberos y que una huelga indefinida nos va a perjudicar.
Sin embargo el resto de medidas me parecen importantes y creo que pueden ser más efectivas. El blog de Un padre en la ESO propone otras que creo que habría que tener en cuenta también.
Lo importante es que no hay marcha atrás y que este recorte salvaje incumbe a toda la sociedad. Ha sido demasiado y vamos a reaccionar. Somos gente razonable y seguro que encontramos la mejor forma

Fernando J. López dijo...

Juan Pablo, Sinclair: gracias por colaborar, por aportar, por añadir... Como de costumbre, coincido en muchas de vuestras ideas. Sí tengo mis dudas, sin embargo, en el tema de la huelga. Creo que es necesaria, aunque de modo activo: una huelga en la que expliquemos el porqué, en la que impliquemos a los padres. No me importa estar en el centro, pero no dando clase, sino celebrando asambleas en el patio o educando a los alumnos en algo tan sano como la democracia.
Si no hacemos algo que les detenga, serán esos mismos alumnos los que sufran las consecuencias de una educación deteriorada, mediocre y, sobre todo, no igualitaria. Creo que perder unos días de clase es mucho más afrontable que perder toda esperanza de un futuro mejor para ellos.
La Comunidad de Madrid no entiende más lenguaje que el de la beligerancia, lo importante es que esa guerra sea compartida y no únicamente de los docentes. Tenemos que unirnos y, para ello, es fundamental la labor de difusión, comunicación y explicación. Ojalá los medios nos hicieran más caso. Eso ayudaría a alimentar el debate y, sobre todo, a volver la atención sobre el tema educativo.

Arual dijo...

Brutales los recortes pero necesaria la reacción. Hay que moverse. Gracias por hacernos llegar lo que se coció ayer en la asamblea. No vivo en Madrid pero el descalabro de la educación madrileña lo siento como propio.

Fernando J. López dijo...

Lo sé, Arual. Muchas gracias por tu constante apoyo, F.

Publicomunicando dijo...

Llevo años intentando aprobar una plaza como profesora de FOL.
Mientras tanto me gano la vida como AEDL y trabajo en un centro de servicios sociales.
Ahora que Empleo y Educación se han unido, valgamonos de esta oportunidad a que todas las voces de Educación repercutan en Empleo.
Desde mi humilde puesto, os animo a que me envieis cualquier propuesta de recogida de firmas y/o difusión para que aumente su expansión entre los pueblos de la Mancomunidad para la que trabajo y otros municipios con los que tengo contacto. En septiembre, facilitaré toda la información que me deís desde Educación...
ESTO ES DE TOD@S :-)
Podéis mandarme cualquier mail a missemempleo@gmail.com
Un abrazo, fuerza y ánimo

Laura Lamata dijo...

Muchas gracias por informarnos sobre lo que aconteció en la Asamblea a aquéllos que no pudimos asistir. Claramente algo hay que hacer. Esta situación es intolerable.

jesús taboada dijo...

Ojalá sea en verdad ésta la "gota" (o chaparrón) que colme el vaso de la indignación ante la devastación de lo público que viene sucediéndose lenta e inexorablemente en los últimos años en la CM, ojalá que el furor ante la injusticia depredatoria no se esfume con las calores estivales. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo expuesto, sigo de cerca las movilizaciones (poco concurridas) y las denuncias. Y sólo tengo que poner un pequeño reparo a lo que dices: entre los medios que se han echo eco de lo que está ocurriendo, olvidas mencionar el diario "Público".
Por lo demás, impecable.
Ánimo a todos y no desfallezcamos

Fernando J. López dijo...

Muchas gracias por la puntualización, Jesús. Ahora mismo lo corrijo. ¿Podrías pasarme el enlace de la noticia en Público para incorporarlo al post? Gracias.
Un saludo y ánimo para todos,
F.

eduideas dijo...

Seguid informando, así sabemos lo que nos viene a los de fuera: cuando las barbas de tu vecino.... Destacaría el hecho de que al fin haya una movilización masiva de profesores, que suele ser un gremio corporativista y pasivo (dicen)

Anónimo dijo...

Necesitamos unidad. Una vez se acuerdo lo que se acuerde por consenso en asambleas hay que respetarlo y cumplirlo todos a una. Sea huelga o domiciliación. Este es el momento si no se acabará la dignidad del docente.
#profesoresinEsperanza

Ana dijo...

Me parece muy bien la protesta y la apoyo. Pero me parece que os centráis mucho en los institutos y os olvidáis un poco de las demás etapas que también somos educación pública. Sobre todo de Infantil. Lo del Primer Ciclo en esta Comunidad es para echarse a reir o llorar, no sé muy bien. Privatizado de manera indirecta, a veces hay suerte y se lo dan a gente que tiene experiencia en educación pero otras muchas ( la mayoría) son empresas que no tienen nada que ver.Lo que va en perjuicio de los niños y las trabajadoras. El convenio dan ganas de llorar ( me río yo de los mileuristas) y si vuestra ratio os parece alta, imagina 20 niños de apenas 2 años ( con todos sus problemas y necesidades) para una sola persona. Cuando hace unos años se hicieron modificaciones para la Educaciín Infantil Pública la sensación que me dio es que a los únicos que nos importaba era a los padres y a las trabajadoras. Es mi opinión.

Anónimo dijo...

Tb se propuso pedir la dimisión de nuestra querida Consejera de Educación....¿hacemos una petición en Actuable?

Rosario Martin dijo...

Hola Ana. Quizá no estuviste en el Beatriz Galindo, pero allí se hicieron presentes todos los ámbitos educativos: infantil, primaria, secundaria, ciclos, EOI, Conservatorios y Artes Escénicas, sindicatos de estudiantes... Se echó de menos a la FAPA, con la que se va a contactar (ya se han pronunciado a nuestro favor). Se habló continuamente de unidad, unidad y unidad. Espero que esto te aclare mejor la situación. Aprovechemos que, por la razón que sea, por fin nos hemos movilizado, y pongámonos todos a una.
Y de nuevo, gracias por tus artículos, Fernando.

Alberto G. (@albertogp123) dijo...

Hay que luchar, pelear por que la educación pública no sea desmantelada, destrozada por unas mentes cerriles que, al amparo de una crisis económica, dejarán a miles de alumno@s sin esperanza. En tiempo de crisis,invertir en educación es nuestro futuro.
Un saludo y mi absoluto y total apoyo desde Asturias

Anónimo dijo...

Me parece magnífica la labor que estás realizando desde este blog. Propongo esta pequeña aportación reivindicativa. Se trata de enviarle un parte a Lucía Fígar. Está en esta dirección:

http://www.flickr.com/photos/65522594@N04/5963766566/in/photostream/

y habría que enviarlo a:

Exma. Sra. Dª Lucía Figar de Lacalle
Consejería de Educación y Empleo
c/Alcalá 30-32
28014 Madrid

Un saludo a todos y ánimo en la lucha.

Anónimo dijo...

Lo siento pero NO ESTOY DE ACUERDO CON LA HUELGA. No solo porque esto perjudica a los alumnos, que son los más perjudicados de esta situación, sino porque además los padres se acabarían cansado de esta situación y acabarían llevando a sus hijos a las colegios creados por las empresas y formados por cooperativas y que es la gran apuesta del gobierno de la Comunidad de Madrid, por lo que con la huelga lo único que hacemos es caer en su trampa. Soy más partidaria de encierros y otras medidas.

Anónimo dijo...

¿Contamos con las directivas de los centros?.
Son ya muchos mis años de docencia y en los últimos, parece que mas que representarnos y defender nuestro trabajo ante la administración, se limitan a ser la correa de transmisión de las indicaciones de “ los de arriba”. ¿Bocas agradecidas o compañeros implicados en la defensa de la enseñanza pública?, son los que más información manejan y debería quedar muy claro si ahora podremos contar con su “liderazgo”.

chema dijo...

Estoy de acuerdo con casi todo lo que se dice en estos comentarios, sólo quisiera añadir una cosa, tal vez lo único que no me gustó de la reunión: el comentario de una profe de Sociales del Tirso de Molina de Vallecas, antigua compañera y representante sindical hace unos años. La verdad, me sorprendió sus palabras a propósito de que los interinos no tenemos nada que decir en este tema, desde el momento en que no vamos a estar en los centros en septiembre para emprender todas las acciones que se pondrán en marcha allí. Aunque algunos ya nos podemos considerar ex-profesores de la pública, tal como van las cosas, no comprendo por qué somos un cero a la izquierda para esa profesora.Que nos importa el tema, y mucho, lo prueba el que estuviéramos un buen montón de gente que hemos trabajado en los ies de la CAM durante no pocos años.

Eduardo dijo...

Buenas noches a todos los compañeros docentes. Mi nombre es Eduardo y escribo desde Buenos Aires, Argentina. Leo esta nota (y sus comentarios) y veo la discusión que se generó en el sindicato al que pertenezco hace entre 12 y 15 años. Cuando nos cerraron cursos, obligandonos a pasar de 25 alumnos a 35/40 por aula, y comenzó una privatización encubierta de escuelas públicas, los medios de comunicación comenzaron con el latiguillo de "Solo buscan días libres y perjudican al alumnado".
Las marchas, manifestaciones y concentraciones várias que se hicieron siempre contaron con la participación de los centros de estudiantes y de padres solidarios.
El adolescente aprende a ser ciudadano participando de la defensa de sus derechos desde la ocupación delespacio público, la calle. De otro modo, la lucha, que no debe ser solo de los docentes, no existe. Si no se obliga a la TV a mostrarla, no sucede.
Una clase de historia o matemáticas se recupera. Una lección de participación ciudadana, no.
Un abrazo desde el sur del Sur.
Buena lucha y venzan.

Esther Muntañola dijo...

Muchas gracias, Fernando, por tu tiempo y tu implicación. Estoy de acuerdo contigo en la posibilidad de ejercer nuestro derecho a la Huelga como forma de hacer patente lo que está sucediendo en educación. Si no , desgraciadamente no se nos ve. Precisamente porque creo en la Educación Pública, y porque quizás sea la única manera de decir: "basta, hasta aquí hemos llegado". ¿Cómo podemos dejar a los niños sin tutorías? ¿Cómo podemos permitir esa masificación en las aulas? ¿Cómo puede la sociedad admitir que se recorten recursos de atención a la diversidad y que nuestros alumn@s queden desprovist@s de ayuda y orientación psicopedagógica? Estamos dando clase en una gran ciudad, una metrópoli en la que conviven personas de diferentes procedencias con distintos niveles formativos y de desarrollo. Si ya era difícil hasta ahora impartir enseñanzas en la situación en la que nos encontrábamos, ¿cómo lo vamos a poder realizar ahora con una supermasificación de las clases y sin ningún apoyo? La Comunidad de Madrid no busca el desarrollo educativo de l@s niñ@s, busca ahorrarse un dinero a costa de cualquier cosa y de paso, darle vía abierta a la educación de élites y el desarrollo de la empresa privada. Espero que la sociedad, ssobre todo los padres y madres esén a nuestro lado y no lo permitan. Pensamos en los chavales, estamos implicados como docentes, somos profesionales y sabemos qué está pasando, qué pretenden. No podemos dejar que destrocen la Enseñanza Pública.Un saludo: Esther

nela dijo...

Os leo desde Galicia, aquí está ocurriendo tres cuartos de lo mismo, tanto en primaria como en secundaria y bachillerato.
En principio, una de las medidas que vamos a tomar es alguna jornada de huelga durante el mes de setiembre.
No estaría mal que coincidiesen los días!
Saludos y mucha fuerza; la necesitamos para mantenernos a flote.

Anónimo dijo...

Y ¿Qué pasa con el Ministerio de Educación? Han estado 7 años gobernando y han tenido la posibilidad de realizar modificaciones en la ley para evitar este tipo de cosas. ¿Por qué el silencio? Gracias a Dios la libertad y la verdad se respiran todavía en Madrid.

Rocio dijo...

Hola acabo de incorporar me al blog y soy de la opinion de que no debemos hacer lo que se espera, para que se froten las manos, se ahorren dinero y nos desprestigiemos, ya que para mucha gente somos funcionarios, esos vagos que no quieren trabajar como todos. ¿No seria denunciable que la consejeria favorezca a empresas ideologicamente afines incumpliendo su obligacion de gestionar la educacion madrileña? quiza estaria bien hacer maratones docentes en la calle, o cualquier otra medida que no sea amontonar personas, dejar de trabajar (aunque nos cueste un dineral) y sobre todo salir en los papeles. Y poner a los sindicatos a trabajar, que solo saben hablar de huelga, ¿y ellos qué? Ah y contad con que lo que digamos aqui y en otros foros lo conocen a continuacion.

Andrés Martín-Quirós dijo...

Salud compañeros,

¿Habéis considerado llevar las clases a las calles y plazas como forma de protesta sin perjudicar a los chicos?

Otra idea, en la línea del "curso de mínimos", sería establecer en rebeldía vuestro propio programa entre padres y educadores.

Ánimo y ante todo lucha útil, activa y constructiva. Porque si cada uno de nosotros trae un mundo nuevo sembrado en su corazón, vosotros sois quienes con su acompañamiento pueden hacer que germine su primer brote.

¡Adelante!

las insuperables dijo...

Muchas gracias Fernando. ¿Y una especie de jornadas culturales por la educación en horario lectivo, todos los centros el mismo día, intentando ampliar el horario escolar, y que los chavales puedan salir más tarde? Las huelgas acaban siendo perjudiciales para todos. ¿Por qué no echar más horas? Pero por supuesto, de un modo que les llegue a los padres. Partidos de padres contra profesores... (de ping pong, futbol, baloncesto...) A la vez que se les da información. No sé.

Ángel Rejas dijo...

Creo que hay que ser más inteligentes que ellos, pero con UNIDAD y, eso sí, con medios de comunicación que difundan nuestra lucha. Se puede empezar con una huelga el día 14 o el 15. Lo suyo sería no empezar el curso cuando ellos quieren.
También son necesarias todas las fuerzas:Padres, madres, alumnos, alumnas, Personal no Docente, profesores (que algunos están muy desmotivados para moverse, pero si no nos movemos ahora, no nos moveremos nunca).
Acampadas, clases fuera del centro, en la calle, megáfonos potentes, encierros masivos en los centros...