lunes, 1 de octubre de 2012

Una reforma antieducativa

La reforma que se nos avecina no se puede calificar de educativa. Porque no se puede considerar que sea educativo suprimir el Bachillerato de Artes Escénicas, ni acabar con asignaturas como Ciudadanía, Ética, Ciencias del Mundo Contemporáneo o Cultura Clásica. A cambio, sin embargo, se mantienen intactos los privilegios de la iglesia católica, de modo que seguiremos financiando -con dinero de todos- la existencia de colegios que segreguen por sexos y mantendremos, cómo no, la asignatura de religión en nuestras aulas. De este modo, los alumnos de la escuela pública podrán seguir cursando esta catequesis a la que invita -barra libre de adoctrinamiento- el Estado o bien podrán cursar, en su lugar, otra optativa no evaluable -nótese el sinsentido de esta negación- como la ineficaz y desquiciante MAE (no, no se molesten ni en interpretar las siglas: son tan inútiles como la materia a la que dan nombre).

Se mantiene la religión en las aulas, sí, y se proscribe la ciencia contemporánea, porque es peligroso que nuestros alumnos conozcan la realidad del mundo en que viven. Luego, eso sí, nos rasgaremos las vestiduras cuando se agrave -aún más- la fuga de cerebros, cuando seamos un país a la cola mundial en I+D, cuando sigamos condenados a un atraso que, gracias a reformas como esta, acabará siendo tristemente endémico.

Tampoco se mantiene la optativa de Cultura Clásica en 3º de Secundaria porque, a fin de cuentas, qué interés puede tener conocer las raíces de toda la cultura occidental. De qué puede servir a nuestros alumnos saber quién fue Homero o qué supusieron las Metamorfosis de Ovidio para el arte y  la literatura universal. Después, claro, nos llevamos las manos a la cabeza cuando leemos que las librerías se ven obligadas a cerrar, como si reformas como esta no contribuyesen a condenar al ostracismo a las Humanidades.

Por supuesto, se elimina toda materia que permita educar en la convivencia, el respeto y la reflexión. Porque está bien que nuestros alumnos aprendan a rezar -así pueden pedir milagros tan interesantes como convertirse en afamados crupiers de tal o cual eurocasino-, pero no es tan positivo que debatan, ni que trabajen la tolerancia, la comprensión de la diferencia y la lucha contra tabúes, prejuicios y lacras tan peligrosas como la misoginia, la xenofobia o la homofobia. Para evitar semejante aberración, se suprime la Educación para la Ciudadanía, convencidos de que en un país con un índice alarmante de muertes por violencia de género no es preciso abordar cuestiones como el machismo en nuestras aulas. Claro que no: eso lo traen todos los alumnos ya de serie. No hay más que mirar a nuestro alrededor -presten especial atención a la sección Sucesos de cualquier periódico- para comprobarlo.

Y como la reforma vela por el tiempo de nuestros estudiantes, se prescinde de materias que les distraen com la Ética (¿qué puede aportar la reflexión filosófica en una sociedad donde solo se aspira a que la mano de obra sea lo más barata y sumisa posible?) y se restan horas a las que, según nuestro actual ministro, no sirven para nada, como Tecnología (¿para qué presentarles una materia como esta en un mundo que, como todo sabemos, no tiene nada de tecnológico?) o Plástica (¿pero a estas alturas alguien cree que el arte nos forma o construye como personas?, por favor, si es que somos todos unos auténticos ingenuos).

Afortunadamente, tenemos un ministro hipercualificado -su trayectoria como tertuliano televisivo bien lo demuestra- que se ha dado cuenta de que lo que se necesita es ahogar a los alumnos con más horas de lo mismo, suprimir todo aquello que pueda acercarles a la cultura, a la ciencia o a las artes -la educación que construye y que fomenta el crecimiento personal es perjudicial para un gobierno al que le disgusta tanto el pensamiento libre- y, por supuesto, afianzar bien nuestras auténticas raíces asegurando que la religión sigue en su lugar habitual. Y es que está claro que tras una reforma tan nefasta como la que se está llevando a cabo, vamos a necesitar un auténtico milagro para salir del atraso, la zafiedad y la profunda ignorancia a la que nos están abocando.

18 comentarios:

eduideas dijo...

Y hay más: se suprime el griego, se suprime también el bachillerato musical y los que vayan por ciencias o para FP no harán ya sociales en 4º de ESO (por aquello de conocer la propia historia y los peligros que eso conlleva) y los que vayan para letras dejarán absolutamente las ciencias un año antes (y las mates descafeinadas desde 3º de ESO, que son muy difíciles y todos sabemos que los de letras son tontos). Y esto solamente hablando de asignaturas. Si se le suman reválidas, itinerarios, centros especializados en tipo de alumnado (sic), directores con más poder y contacto con la administración y posibilidad de aumentar los conciertos con alegría... aún és más increíble el uso de "educativa"

Anónimo dijo...

Es una tristeza que estemos permitiendo que esto suceda. Todas esas asignaturas son fundamentales para que los alumnos entiendan el mundo en su globalidad, y para que decidan su futuro con un abanico de posibilidades lo más amplio posible, en definitiva para construir una sociedad abierta y plural, formada y crítica, que es desde luego lo que más se empeña en destruir este gobierno. Y lo digo como antigua alumna de Tecnología que descubrió durante esas "inútiles horas de clase" que su vocación era ser ingeniera, y que a día de hoy hace números con las matrículas para conseguirlo.

Anónimo dijo...

¿Por qué no decís que el latín vuelve a ser obligatorio?
Me parece alucinante. La cultura clásica se había convertido en un contenedor de los peores alumnos, los que no querían dar ni golpe e iban huyendo de todo lo demás. En el más del 50% de los institutos ni se oferta en 3º de la ESO porque tan sólo cuentan con un profesor de clásicas, y leyendoos parece que se acaba el mundo porque se suprime. ¿No se suprimirá porque el latín ahora es obligatorio? Todos los alumnos de 1º de bachillerato, tanto de ciencias como de letras, tendrán que estudiar obligatoriamente latín.
Y el horror no es que siga habiendo religión en los centros públicos, el horror es que se mantega MAE, una hora en la que se fomenta que no se haga absolutamente nada. ¿Qué aprenden con esto nuestros alumnos? ¿No es en realidad un ataque directísimo a la asignatura de religión? ¿Por qué no una alternativa ética o histórica a la religión 100% evaluable?

Josell dijo...

A mi me encanta la ironía del secularismo. Mientras más secular se hace el mundo, cada vez se prueba más que no se hace menos educado. Mientras más información tenemos, y mientras dejamos atrás la religión, seguimos igual de ignorantes: gente que no sabe la diferencia entre célula y átomo, ni un mínimo de geografía o astronomía, aunque tienen toda la información disponible.

Es como si el secularismo estuviera corrompiendo sus propias bases, pero no son lo suficientemente sabios para darse cuenta de eso.

La gente pierde el interés en lo sagrado, pero también lo pierde en la ciencia, la filosofía, etc. Porque "la vida es corta", o "la vida es sólo una", y tienen razón... Eso nos han enseñado los secularistas.

Por eso existe la crisis demográfica: ¿Qué sentido tiene tener hijos y familia? Lo que no saben es que sin gente todo el conocimiento desparecerá.

Y lo más gracioso: culpar a la iglesia de lo que ellos mismos han hecho. En efecto, la iglesia ha hecho cosas malas, pero en este caso no es ella la que tiene la culpa.

Aquí solo tienen los frutos que ustedes han cultivado.

Hastiado dijo...

¿Pero, se instauran ya las asignaturas "tradiciones con orgullo" y "escribir con la mitad de caracteres"? Eso es lo importante

Anónimo dijo...

Fernando, no tienes que preocuparte por la fuga de cerebros porque NO habra fuga de cerebros ya que no habra nadie formado a ese nivel.

Seremos un pais zombie, adorando a un dios que no existe.

Anónimo dijo...

A ver, yo veo bien lo de las revalidas, pues hay que subir el nivel y es una forma de hacerlo. En un estado laico, no es de recibo que se de religión en la educación básica, para eso están las iglesias, mezquitas o sinagogas, y mucho menos enfocado solamente a una doctrina, como sucede aquí. Pero lo realmente GRAVE es que es OTRA reforma educativa, esto ya es un cachondeo, ¿como se creen los políticos que pueden jugar con nuestra educación así? y lo más grave es que cuando cambie el gobierno tendremos otra reforma, fijo. ¿Por que no dejan de usar la educación como forma de adoctrinamiento? ASI NO VAMOS A NINGUNA PARTE Los gobiernos solo se centran en sus intereses NO EN LOS INTERESES DE LOS CIUDADANOS.

Anónimo dijo...

Y eso por no hablar del desmantelamiento de la FP, disfrazada de dual "a la alemana" dejan sin dotación económica a los centros para material de prácticas, eliminan profesores mientras a los alumnos los envían a empresas donde les darán formación puntera. En servir cafés y hacer fotocopias, digo, como ellos mismos comentan en blogs y Twitter.

Desaparecen también horas de economía en bachillerato, ¡obvio!¿para que la necesitan?

En lugar de 4 horas de matemáticas, en las que como todos comprobamos a diario, no aprenden NADA (este sería otro debate interesante) ahora habrá 5. Estupendo, esto va a dar un giro al informe PISA...

Anónimo dijo...

Estáis cometiendo un error de bulto, en general lo cometen todos los profesores: no sirve de nada que den una asignatura un año, ya que lo que aprendan en Junio, incluso si sacan sobresaliente o matrícula de honor, en Septiembre ya no recordarán ni una palabra. ¿Por qué te crees que en todos los cursos hay lengua, matemáticas, sociales y, más adelante en el bachillerato, física y química?

Vámonos a otra área, ¿estudiaste latín? ¿Cuánto recuerdas? ¿Nada? ¿Y de filosofía? ¿Lo mismo?

Juan Antonio Negrete dijo...

La (contra)reforma de Wert elimina todo lo que pudiera quedar de educación, santificando la instrucción o adiestramiento laboral, y dejando en manos del adoctrinamiento eclesial todo lo que tenga que ver con los valores.

He escrito una deconstrucción socrática, en forma de diálogo, de las falacias de esa ideología:

http://es.scribd.com/doc/110683500/Wertiades-o-del-merito

Saludos

Anónimo dijo...

Mucha palabra y protesta, pero si no decidís hacer algo de verdad, los ciudadanos nos comeremos esta reforma con patatas, como llevamos haciendo desde hace mucho tiempo, que ya no sé cómo nos quedan tragaderas suficientes. ¿Para cuándo una huelga indefinida y sin necesidad de servicios mínimos, por ejemplo? ¿Para cuándo una parada de verdad en vuestra actividad para que la gente que no se dedica a la docencia (y, bueno, muchos de los que también se dedican a ella) se dé cuenta de vuestra importancia? ¿Alguien dispuesto a renunciar a un mes de su sueldo para reivindicar un futuro en condiciones? ¿Nadie?... Bien, creo que, entonces, ya empiezo a entender por qué todo sigue marchando a peor.

Actuad de una vez, o dejad de emitir quejas.

gris dijo...

Muy buen post que describe la actual enseñanza

Anónimo dijo...

El señor Wert es del opus dei? Porque tiene toda la pinta.

Soulless dijo...

Josell Tus "argumentos" no son nada más que falacias, dame datos estadísticos sobre demografía que demuestren la crisis demográfica.

Segundo la gente no tiene hijos por muchas razones, entre ellas que mas del 20% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Porque los horarios laborales son incompatibles, yo por ejemplo paso 10 horas en el trabajo mas otras 2 de trasladao. Los sueldos se reducen y los precios crecen. Tienes que vender tu libertad económica a un banco para acceder a una casa. ¿Cómo mantienes al niño? Y ahora con la ley del aborto lo vais a poner todo más facil si...

Vete con tus falacias demagogicas a la puerta de tu iglesia, que te será más facil tratar con borregos que con personas.

La cultura clásica no enseña muchas cosas, no solo artísticas, el origen democrático, el derecho romano, la sociedad filosófica, las entrañas de la ética (eso de lo que careceis los motalistas capaces solo de seguir un dogma).

Tu y tu concepción de educación (adoctrinamiento) sois un cáncer que hay que erradicar.

Para poder llegar a ser personas libres lo primero es liberar tu mente de estupideces y misticismos, y de todo el conjunto de supersticiones que supone una religión. Implantais sesgos congnitivos, destruís la capacidad critica, pfff, lo dejo ya que me estoy enciendiendo. Espero que con estas líneas comprendas el asco que me dais.

Mª Angeles dijo...

Completamente de acuerdo con tu post.

Josell dijo...

@Soulless Hablando de creencias sin evidencia, no hay pruebas de que la religión limite el pensamiento crítico de los niños. De hecho, tengo evidencia de lo contrario:

http://www.livescience.com/5051-church-attendance-boosts-student-gpas.html

Por cierto, insultarme no te dará la razón. Sólo demuestras lo contrario a lo racional y librepensador que pretendes ser, y por eso te compadezco.

Elena Fuentes Cara dijo...

Para el Anónimo que dijo que el Latín vuelve a ser obligatorio en 1º de bachillerato: antes de opinar conviene leerse el anteproyecto. Según dicho documento, en 4º de ESO se ofrece como asignatura a elegir frente a la Biología y Geología en la vía académica, y la elegirán sólo los que vayan a letras. En cuanto al 1º de Bachillerato, de las cinco ramas de bachillerato, el Latín sólo será obligatorio para aquellos alumnos de la rama de Humanidades. Es absolutamente falso que, tal como está a día de hoy el anteproyecto, el Latín vaya a ser obligatorio para los alumnos de ciencias. Leamos primero y opinemos después.
No seré yo quien defienda el anteproyecto, pero me indigna que no seamos capaces de ver que nos están utilizando, azuzándonos unos contra otros. Todas las materias son necesarias dentro de su parcela del saber y son esas variadas parcelas específicas las que TODOS deberíamos defender, en lugar de despreciar este o aquel campo. Mi opinión: http://nesiakrenaia-elenafuentescara.blogspot.com.es/2012/10/wertcilidad-y-catatonia.html

Teresa J. dijo...

Me agrada mucho leer los articulos que publicas ya que son muy interesantes y muy vàlidos y con los cuales voy muy de acuerdo.,y aunque si escribo poco las veces que lo hago es para felicitarte por la calidad de tus post.Teresa J.