jueves, 5 de julio de 2012

Nos leemos en septiembre

El próximo mes de septiembre comienza un curso duro y complicado. Un curso en el que tendremos que seguir luchando a favor de la educación pública. A favor, ante todo del futuro de nuestros alumnos. Por eso, ahora toca coger fuerzas... En mi caso, me espera un mes de julio lleno de trabajo literario (correcciones, pruebas, lecturas...), pues son tres las novelas que publicaré en 2013 y, además, una de ellas es mi primer texto destinado al público infantil y juvenil (concretamente, para lectores de 1º a 3º de la ESO). Además, espero poder reponer energías para regresar a esta lucha -bloguera., educativa y cotidiana- después del verano.

Me despido, pues, hasta principios de septiembre, y les aconsejo que, entre viajes, terrazas y salidas con los amigos, también dediquen tiempo a dejarse llevar por la literatura. O por el cine. O por el arte. O por el teatro. O por la danza. O, en definitiva, por cualquier lenguaje que les ayude a distanciarse, al menos durante unos instantes, de la sensación de gris y asfixia que quieren imponernos desde más de un ámbito con el taimado propósito de conseguir de nosotros una absoluta y resignada sumisión.

No olvidemos que nada nos hace tan rebeldes como leer -y ahí tienen a Don Quijote como prueba de ello: el idealismo es una locura necesaria que nace de la capacidad de imaginar un mundo mejor-, así que traten de robarle horas al verano para elegir un título, un lugar y un momento en el que rebelarse contra la prosa sórdida y hostil que tratan de inocularnos desde hace ya una larga temporada. 

Por eso la educación es tan peligrosa. Porque nos permite imaginar mundos mejores. Y nos da las herramientas para luchar por ellos.


4 comentarios:

Fernando Justicia dijo...

Hola Fernando:

Yo también me he ido de vacaciones en "Entrando en pista". Era necesario. El año ha sido muy difícil y se intuye que a partir de septiembre todo va a ir a peor. Aunque ya sabes lo que creo: Podrán quitarnos sueldo, prestigio y muchas cosas más, pero no nos van a quitar nuestras ganas de enseñar, de acompañar a los futuros adultos, de compartir su ilusión, de ayudarles a encontrar su motivación, su camino a seguir.

Los políticos de este país no están a la altura, así que debemos formar nuevas generaciones de gente mucho más competente. Ese es uno de mis retos y el otro demostrar que aunque vengan mal dadas podemos salir hacia adelante con trabajo, ilusión y excelencia.

Descansa durante el verano. Que te lo has ganado. Una vez más debo felicitarte por tu blog. Es un lujo que un escritor como tu lo mantenga así de vivo.

Nos leemos en septiembre compañero. Un abrazo desde Barcelona

Fernando J. López dijo...

Otro abrazo fuerte para ti, Fernando. Me anima mucho saber que, en esta lucha, estoy al lado de personas tan especiales como tú.

Anónimo dijo...

Te he encontrado por casualidad. Entré a tu blog y me identifiqué desde Argentina con todo lo que escribes acerca de la educación, la literatura, los alumnos, las imposiciones económicas... (soy profe de inglés). La alegría llega cuando compruebo que somos muchos los que estamos en el mismo camino, aunque quieran hacernos creer que estamos en extinción. Ojalá algún día pueda leer alguna de tus obras. Yo tmb me voy de vacaciones (de invierno), llevo conmigo a Saramago, sí, "Claraboya" contiene a Saramago. Seguro volveré mejor persona. Hasta Septiembre, colega!

Fernando J. López dijo...

Qué hermoso conocer por aquí compañeros de otros lugares con los que compartir experiencias e inquietudes! Un abrazo fuerte y hasta septiembre, amigo :-)