viernes, 27 de julio de 2012

No son ganado

No son mano de obra. Ni mercancías. Ni ganado. Son alumnos. Niños y adolescentes que se están construyendo a sí mismos y a los que hemos de darle todas las herramientas para que esa construcción sea lo más plena posible. Personas con situaciones familiares y socioeconómicas diversas, heterogéneas, con peculiaridades intelectuales, afectivas, psicológicas. Alumnos en los que hemos de fomentar todo lo bueno que hay en ellos para ayudarles a madurar y a desarrollar su pensamiento crítico.

Pero la nueva -y nefasta- ley que propone Wert va en la dirección contraria. Su idea es suprimir y segregar, condenar al ostracismo a quienes no tengan los medios para afrontar el sistema que se nos propone. Un sistema donde, además de contar con aulas abarrotadas y medios insuficientes, habremos de luchar con ideas que promocionan la estigmatización del alumno y que abandonan, por completo, la atención a la diversidad.

En el nuevo modelo, la atención a la diversidad no está dirigida a la integración, sino a la separación. La diversidad no será un factor que enriquezca las aulas, sino que se buscará el modo de segregar cualquier clase de diferencia para, en un modelo digno de novela preindustrial dickensiana (lean Tiempos difíciles), crear futuros obreros complacientes, sumisos y sin una formación cultural e intelectual mínima.

A partir de los doce años el sistema ya sabrá quiénes sobran. Y sí, sé que dicho así suena muy crudo, pero quizá debamos acostumbrarnos a emplear los verbos correctos -en vez de los eufemismos que nos proponen- para entender hacia dónde nos conduce esta sinrazón. 

En mi caso, no soy padre, pero si lo fuera estaría francamente preocupado. Lo estaría porque según la capacidad, la situación, el entorno de mi hijo, este tendría más o menos opciones. Y, si necesita ayudas, apoyos o refuerzos, no solo no los tendrá, sino que se le invitará amablemente a dejar de estudiar ciertas materias, a abandonar ciertos tramos del sistema (para qué darle la opción de superar obstáculos cuando podemos ahorrarnos su presencia en nuestras aulas) y a cultivarse en otras mucho más prácticas que le hagan, cuanto antes, una persona no necesariamente feliz, pero sí altamente productiva.

Como profesor, desde luego, estoy tan alarmado como triste. Pero precisamente ahora es cuando no pienso dejar este sistema. Porque es en este terrible momento cuando los docentes implicados con la educación debemos luchar, desde dentro, por convertirnos en el Caballo de Troya que permita huir a nuestros alumnos de este monte espartano desde el que nuestro ministro pretende despeñarlos. Una generación a la que quiere condenar a la pobreza intelectual y a la segregación como modelo de convivencia.

Por eso, porque lo que está ocurriendo es de una extrema gravedad, les recomiendo que, por favor, lean el estupendo artículo que la profesora Guadalupe Jover -publica hoy en El País: Negar la educación

Es necesario que todos sepamos lo que está ocurriendo. Lo que -si no lo frenamos antes- va a ocurrir.

6 comentarios:

Aranzazu dijo...

Miro a mi hijo de 9 años que me dice con ilusión que quiere ser ingeniero aeronaútico mientras me enseña los protopitos de motores y los planos de un hidroavión que ha diseñado y se me encoge el alma.
Espero sinceramente que esto sea un mal sueño del que despertemos para no tener que decirle que no puede estudiar, que a este paso ni bachillerato. Haré todo lo que este en mano, protestaré y lucharé lo impensable para que si llega ese día que sepa que no hay que rendirse y que luche por lo que quiere.
Como siempre, gran artículo.
Saludos.
Aranzazu @BronteKira

Bencenoanhidro dijo...

Estimado compañero: no es por llevarte la contraria de hecho tu postura ante la reforma laboral es muy respetable sin embargo en esto de la educación cada problema parece muy diferente entre centros. Da la casualidad de que yo vengo de la Concertada y pasé mi examen de oposición y ahora estoy en la pública. Cuando hablas de la Atención a la Diversidad no debemos olvidarnos de que en muchos casos - no todos - nos encontramos con alumnado en nuestras aulas que simplemente no tiene ninguna intención de estudiar y se limitan a boicotear las clases 7 horas por semana en los famosos grupos de Diversificación. Como bien puedes saber ese alumno es muy respetable pero sobra en el sistema educativo y es el estado el que tiene que darle una salida no los profesores aguantándoles año tras año. Por otra parte como ya te he dicho he estado en la privada concertada y actualmente estoy en la pública y nunca pude imaginarme que de la boca de profesoras públicas salieran frases como "a mi me pagan por venir al centro"; debes reconocer que en la pública hay mucho profesor apalancado y con pocas expectativas y por culpa de esos profesores y profesoras pagamos justos por pecadores. En definitiva creo que debe existir una reforma educativa que haga que los apalancados y los que creen que cobran solo por ir al centro empiecen a tener un poquito de respeto a esta profesión; te aseguro que así ganaremos todas y todos. No obstante la reforma educativa nunca debería ser la excusa de una crisis económica ni una forma de conseguir votos en campañas electorales. Un saludo
Vicente @villaeuropa

Anónimo dijo...

@Bencenoanhidro:

No puede creer que "ese alumno es muy respetable pero sobra en el sistema educativo". En mi sistema educativo mental sobran profesores que solo quieren alumnos domesticados y sumisos y profesores vagos (perdón, "profesoras", aquí se ve que el género importa, ya que lo dejas muy claro). También tienes muy claro quienes son los justos: "por culpa de esos profesores y profesoras pagamos justos por pecadores". ¿Y si echar del instituto a esos adolescentes que ahora y por motivos que quizá no nos hayamos molestado en averiguar les condena a seguir un camino secundario y a la marginación? ¿Entonces seguirás estando entre "los justos"? Un momento. Tu tendrás las manos limpias: será una prueba objetiva, externa, una serie de ítems muestra representativa de los conocimientos que todos los alumnos de esa edad deben tener, vengan de donde vengan. "Lo sentimos mucho: es el sistema".

No eres "justo", solo eres uno de sus esbirros.

raulatxo dijo...

@Bencenoanhidro:

Al haber estado en centro privado te habrias acostumbrado a tratar solo con los hijos de papa, pero el derecho a la educación lo tienen todos constitucionalmente, y quizas los que tú quieres echar del sistema son los más necesitados de él.
El porcentaje de profesorado con pérdida de interés por la docencia debe ser corelativo en cualquier profesión pues en todos sitios cuecen habas, y somos precisamente los peofesores los que debemos luchar por dignificar nuestra profesión y defenderla, pero parece ser que el enemigo está en casa...

hunk dijo...

El pdf de 50 páginas de la LOMCE no lo puede decir más claro; la atención individualizada depende de la situación socio-económica, que es un criterio para segregar

página 14
"OBJETIVO: Reducir la tasa de abandono educativo temprano y mejorar la tasa de población que alcanza nivel ESO
Medidas (II):
Atención individualizada según perfil en ESO:
...
Programas de cualificación profesional de 2 años: tras cursar 3º ESO (excepcionalmente 2º ESO los mayores de 15 años), para alumnos con dificultades de adaptación o situación socio-económica desfavorable


@Bencenoanhidro
Decir "sobra en el sistema educativo" es vivir fuera de la realidad. El sistema educativo en España ha logrado que se escolarice al 100% de la población, y si en la concertada no has visto gente de la que según tú sobra, es porque no has tratado con el 100% de la población y no te has encontrado gente en el 30% de riesgo de exclusión social que reconoce PISA y OCDE


España duplica el porcentaje de estudiantes en situaciones de exclusión social
Panorama de la educación Indicadores de la OCDE 2011 INFORME ESPAÑOL (página 59 del informe) :
http://www.educacion.gob.es/dctm/ievaluacion/indicadores-educativos/panorama-2011.pdf?documentId=0901e72b80eb8ea5
Porcentaje de estudiantes potencialmente vulnerable de exclusión social, 15 años España 31,4 %, Media OCDE 17,1 %


La frase "el estado el que tiene que darle una salida no los profesores aguantándoles año tras año" es absurda: la LOMCE está hablando de segregar a partir de los 12 años, y no los segregan a un correccional o a las fábricas (igual porque la ley de momento no se lo permite), los segregan a PCPI o a "ESO aplicado" donde también les atienden profesores... espero que profesores con más sentido de la equidad y de la integración que tú, porque miedo me da leer lo que escribes y pensar que con esto de las afines descabelladas te asignasen a tí a un PCPI, si diversificación en la pública te parece algo duro.
PD He impartido diversificación en la pública en institutos con alumnos de la Cañada Real y las Barranquillas, y creo que precisamente esos alumnos no sobran en el sistema educativo, son los que más lo necesitan y al final más lo agradecen

ROSA dijo...

No se puede hablar de generalidades, cada uno de vosotros tiene a alguien en su cabeza, son casos. Como el hijo de mi amiga que todos los días le decía a su madre "mamá yo no voy más al Instituto, no quiero aprender, me aburro, no quiero estudiar". Este chico de 17 años y con la ESO sin terminar no puede quemar minutos ni horas de su vida exasperado y aburrido, necesita aprender otra cosa y en eso es en lo que tenemos que dedicar nuestro tiempo, en pensar qué necesita para desenvolverse en la vida con autonomia. ¿Qué necesitan para ser personas autónomas con un futuro y un lugar en la sociedad?
Pues pensando poco, yo lo 1º que diría es una profesión, una preparación para ejercer una profesión. Que le guste y le ayude a desarrollarse como persona.