domingo, 20 de noviembre de 2011

Represaliada por ir de verde

Este es el relato, en primera persona, de una de las personas que se han visto coaccionadas y represaliadas hoy, 20 de noviembre, por ejercer su derecho al voto con su camiseta verde. Una profesora, C. D., que es -además de una excelente profesional- una de mis mejores amigas, alguien de quien aprendo cada día y cuyo compromiso es responsable, en gran parte, de mi pasión por la enseñanza. Para ella, hoy más que nunca, todo mi cariño y mi admiración. Así resumía, hace unos minutos, su experiencia, un sucesos INADMISIBLE en un país supuestamente democrático:


Recién llegada de votar en el C.P. Pedro Duque. Sí, acudí con mi camiseta verde. Esperando a votar en el salón principal (había cola) fui abordada y rodeada por dos policías nacionales y tres municipales pidiéndome la documentación por entrar con esa camiseta. Tratada como una delincuente, con las miradas del resto de ciudadanos (el colegio estaba a tope) me obligaron a quitarme la camiseta y me tomaron los datos. Yo exigí que me enseñaran la Instrucción donde aparece eso (me consta que es así para los que están en las mesas pero no para los votantes) y ellos no la tienen. Claro que no, fueron dos personas JÓVENES apoderados del PP los que me miraron de arriba a abajo y acto seguido fueron corriendo a buscar a la policía para que actuaran (tengo testigos de esto). Antes me habían visto los policías al entrar y no hicieron nada, que es lo normal. Me voy de allí con mi hermana (qué haría sin ella) con unos sentimientos de abuso de poder y de manipulación política tal que me entristecen y solo me conducen a pensar en lo que nos espera después de hoy... Seguiré luchando y denunciaré estos hechos. No nos van a parar.

C. D.

16 comentarios:

Elena dijo...

Me ha pasado lo mismo..

Juliiiii dijo...

Qué indignante y qué impotencia. Lo primero de todo, mis ánimos para tu compañera y para quien haya tenido que vivir una situación semejante. Y lo segundo es denunciar esta situación. ¿Ya estamos en otro régimen político? ¿Hemos pasado de la democracia a la dictadura sin habernos dado cuenta?

Yo he ido a votar con la camiseta verde y sí que es verdad que la interventora del PP me ha mirado despectivamente, pero nadie me ha dicho nada (aunque no sé si porque el único policía de allí estaba por otra parte).

Becante dijo...

A mí me han hecho taparme la camiseta en la Escuela de Música de Getafe. Luego he vuelto para poner una reclamación y me han vuelto a decir que me tapara mientras estuviera allí. Los miembros de la mesa llamaron al Coordinador y este me remitió a la Secretaria Delegada de la Junta Electoral de Zona de Madrid-Getafe para reclamar, cosa que he hecho.
Belén Cantero

Anónimo dijo...

más casos

http://soypublica.wordpress.com/2011/11/20/la-fiesta-de-la-democracia-el-voto-de-verde-vetado/

Carlota Bloom dijo...

Lo que más me pasma es oír que la jornada ha discurrido con normalidad.
Ya está bien de que se nos trate como a alborotadores o delincuentes.

Arual dijo...

¿Esto no ha salido en los medios no? En fin...

Anónimo dijo...

A una amiga le han dicho que se quitara la camiseta para entrara votar. Ha dicho que o con la camiseta verde o sin nada. Ha votado con la camiseta verde.

Pablo dijo...

En el colegio público Méjico de Arturo Soria, la policía nacional y la policía municipal me impidieron que votara con una sudadera verde defendiendo la escuela pública.
Tras varios minutos dialogando con la policía dicen que tienen instrucciones de impedirnos votar con esa indumentaria por incluir mensajes políticos.
Tras votar sin la sudadera decido poner denuncia en comisaría y me argumentan que mejor no pierda el tiempo que no servirá de nada. Aun así la he puesto aunque en la redacción han sido bastante "light" para lo ocurrido

Fede dijo...

A mí también me lo han dicho, yo iba de apoderado, y tras varios avisos, le hemos dado la vuelta a la sudadera. Luego a la tarde nos la hemos vuelto a poner del derecho y no nos han dicho nada. Creo que se está convirtiendo en un símbolo muy potente, a fuerza de represión....¿por qué les duele tanto?

Anónimo dijo...

Tienes razón, es necesario denunciar. Lo que me parece también una vergüenza es que los dos partidos mayoritarios, la noche electoral, se congratulasen de que la jornada hubiese transcurrido sin apenas incidencias... ¿Y estos atropellos, es que se consideran normales?
Otra penita mora.
Vaya democracia que tenemos.
Marta del Río

Anónimo dijo...

Pues me parece muy bien, han cumplido con su obligación, está prohibida toda clase de propaganda en las votaciones, menudo ejemplo unos docentes que no acatan la ley

Veo veo ¿qué ves? dijo...

Anónimo, Te recomiendo buscar en el Diccionario de la Real Academia el término "política" y leerlo bien. En cualquier caso, la señora Dña. Dolores Carrión (delegada de gobierno de Madrid) hizo pública a las 11 de la mañana la mediada de la Junta electoral central que no permitía llevar la camiseta en la que reza: Educación Pública, de tod@s y para tod@s" (tú me dirás a qué partido promociona...) a los que conformaban mesas electorales pero sí podían llevarla los votantes. Puedes comprobarlo en internet (los podcast de ese día están disponibles). Y, ya puestos, también te recomiendo que firmes tus intervenciones, para no escudarte en el cobarde anonimato,

Anónimo dijo...

A mí me parece que si la camiseta verde tiene un significado político, y lo tiene, lo mejor es ir a votar sin ella. Así te evitas problemas innecesarios. Y cada cual que vote lo que quiera. Por supuesto, el PP tiene ahora la mayoría absoluta y harán lo que siempre han hecho, a unos les gustará y a otros les fastidiará. No llueve a gusto de todos. Mi solidaridad con quienes fueron a votar de verde, les hubiera ido mejor votar de negro.

Anónimo dijo...

Yo fui a votar en el último momento y llevaba impresos y bien dobladitos en cuatro en el bolsito los documentos oficiales qu ehabían ido saliendo en la red a lo largo del día sobre la prohibición para los miembros de las mesas electorales pero no para los electores, preparados los papeles para ponerles en evidencia si me decían algo ...y dos capas verdes con su eslogan correspondiente sin abrigo que las cubriera. Entré con paso rápido, escogí las papeletas que deseaba entraran en urnas dos y sonreí profundamente a la representante del PP.
Pero iba decidida, pues llevaba unos teléfonos que, espero no fueran de coña, de dos medios periodísticos. Y con el teléfono de una compañera por ai pasaba algo dar la voz de alerta. ¿Iba demasiado preparada? No pregunté si en mi colegio público había habido problemas. Me hubiera quedado ricamente al recuento pero tenía que corregir algunas tareas para el lunes. Mi apoyo para los que están requeridos tanto miembros de mesa como "simples" electores.
Está siendo un pulso no ya a los docentes dela CAM sino a toda la cudadabnía. ¿Noos acordáis del os controladores?¿No habéis oído alos pilotos en las noticias de esta mañan? Saben dónde apuntar desde arriba.
Creo que a partir de ahora, decisiones coo ésta y otras que tengamos que tomar de manera muy rápida deben tener alternativa a la red. Es decir, el telefonillo de toda la vida. Nos pueden coger demasiado "enredados" y el shock no ha hecho nada más que continuar (controladores, funcionarios, etc.) con nosotros. Y según ellos, castigándonos ejemplarmente conseguirán tener al resto dela ciudadanía, es decir, la gente, dominada de por años. El peso que tenemos sobre nuestras espaladas es un buen regalo com para pedir a los compañeros que no se quieren "significar" que se dejen de otnterías y que lo hagan. Y para ello nada mejor que escuchar alos profes del IES Matías Bravo cantar enmedio de la aberración última del poder judicial. ¿Se privatiza más de lo que está?¿Se van a pagar ellos las togas? ¿No deberíamos ya hacer una manifestación delante del máximo órgano del poder judicial? Porque esto, tienen toda la pinta, no para aquí. Y entramos en evaluaciones y a la vuelta de vvacacionesnos sorprenderán con otra sorpresita. Más y Cospedal ya han dado el pistoletazo de salida.

Anónimo dijo...

Disculpad por las equivocaiones al teclear el texto, pero todo va con tanta prisa y urgencia; horarios nuevos, por ejemplo, sin ir más lejos.

Anónimo dijo...

Para ese último Anónimo:
Escribo de vez en cuando en este blog, y como algunos sabéis, defiendo la marea verde con toda mi alma, como madre de alumnos (y ciudadana que piensa) que soy. Pero no me parece justo arremeter contra el Poder Judicial.La Junta Electoral es una cosa y el Poder Judicial es otra, me parece, aunque no soy experta en ello, quizá me equivoque. Y no sé si los jueces se pagan las togas, pero espero que no, porque es su uniforme de trabajo, y tienen obligación de usarlo. Y los medios con los que se trabaja en la administración de Justicia son muy precarios. Es peligroso que nos enfrentemos con otros estamentos, en momentos de ira y de dolor como el que vivimos con el asunto de las camisetas verdes el día de las elecciones. Necesitamos que los que no son docentes entiendan lo que está pasando, y por eso me parece que es más inteligente tener cuidado para no terminar atacando a quien no nos ha atacado. No sé si estaréis de acuerdo conmigo.
Por otra parte, admiro, respeto (y hasta quiero) a los profes cantores.
Y reconozco que, como parte de esa ciudadanía a la que dices que se pretende amedrentar, yo, efectivamente, ya tengo miedo, y buena rabia que me da. En eso, Anónimo, creo que tienes toda la razón, comparto mucho de lo que dices.
Desde aquí mi cariño y mi apoyo a todos los docentes que están comprometiéndose en esta lucha; yo no sería capaz de dar la cara como muchos lo están haciendo, y lo agradezco de corazón.
Y cuidaos, por favor, que no apaguen vuestra voz.
Marta del Río